11 Dec 2018

Dios busca lo que esta perdido en nosotros

La alegría de Dios es encontrar lo que esta perdido; la alegría del corazón de Él es reencontrar cada una de Sus ovejas

“Y si logra encontrarla, yo les digo que ésta le dará más alegría que las noventa y nueve que no se extraviaron” (Mt 18, 13).

Existe más alegría en el corazón de Dios con el encuentro do que aquellos que están en Dios y, muchas veces, no se encuentran en el regazo de Él. La alegría del Señor es encontrar lo que esta perdido, la alegría del corazón de Él es reencontrar cada una de Sus ovejas.

Existen, tal vez, noventa y nueve ovejas acomodadas, felices, porque están en la Iglesia, porque están en la casa de Dios, porque participan de los movimientos de la Iglesia, porque hacen sus servicios, pero no se incomodan con la oveja que esta perdida. O, tal vez, traduciendo lo que el Papa Francisco trae para nuestros días: hoy, tenemos algunas ovejas en la casa del Señor y otras noventa y nueve lejos necesitando ser encontradas.

No podemos alegrar solo por nosotros: “Porque nosotros encontramos el Señor. Porque nosotros estamos en la casa del Señor”. El trabajo del pastor es encontrar lo que esta perdido.

Nos encontramos, muchas veces, perdidos mismo estando en la casa de Dios, mismo estando en el servicio del Señor. Si estamos perdidos, Dios esta buscando encontrarnos, esta buscando lo que esta perdido en nosotros, donde esta el hilo de conductor y la dirección de nuestra vida.

A veces, ocurren cosas, situaciones que nos entristecen, y frustran nuestra vida y nuestro corazón, pero no podemos perder la dirección, no podemos perder la luz. La luz y dirección de nuestra vida tiene nombre, se llama: Jesús. Es necesario estar con Jesús, no basta saber de Él, es necesario convivir y estar en el corazón de Dios. Ese es, en la verdad, el gran movimiento de nuestra alma: todos los días busca el Señor y dejarse encontrar por Él.

Dios nos esta buscando en todo aquello que estamos haciendo y realizando en nuestro trabajo, en nuestra casa, en nuestra familia, en los negocios, en aquellas situaciones más personales que vivimos, especialmente, en nuestros afectos y en nuestras emociones.

Cuantas veces nos perdemos en un mundo emocional, nos confundimos en medio a muchas emociones de la vida, y es necesario la sobriedad de espíritu para poder encontrarse y no perderse en los caminos de la vida. Al mismo tiempo en que buscamos nos encontramos con el Señor y Él nos encuentra, necesitamos buscar los que están más lejos de los caminos de Él. Necesitamos ampliar los horizontes de nuestro corazón para ir al encuentro del otro, para alegrarnos con aquel que volvió, para hacernos fiesta con quien esta lejos. No hay celebración de Navidad sin la oveja perdida volviendo para encontrarse con el Señor.

Lo que esta se perdiendo en nosotros tenga la gracia del encuentro con la verdad de Dios y, al mismo tiempo, los que están perdidos y lejos de Él tengan la gracia de encontrarse con la luz y con la verdad que se llama Jesús.

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.