24 Nov 2020

Exorcicemos el miedo de nuestra vida

“Jesús respondió: Tengan cuidado, no se dejen engañar, porque muchos se presentarán en mi Nombre, diciendo: “Soy yo”, y también: “El tiempo está cerca”. No los sigan Cuando oigan hablar de guerras y revoluciones no se alarmen; es necesario que esto ocurra antes, pero no llegará tan pronto el fin” (Lc 21, 8-9) .

Todo que el Maestro Jesús quiere es que no seamos engañados e iludidos. Porque las propagandas iluden, engañan, seducen, incluso las propagandas religiosas. Además, tantas cosas que recibimos en la puerta de nuestra casa, que recibimos ahora por medio de las rede sociales. Cuando no es un llamamiento para la vida fácil, para las acomodaciones, para las ventajas de la vida, es un llamamiento para el miedo, es decir, conquistar las personas por el miedo; miedo de guerras, de calamidades, miedo del castigo.

El Reino de Dios no se conquista o no somos conquistados por el miedo, somos conquistados por el amor que Dios tiene por cada uno de nosotros, por eso, tenemos que tener cuidado para no sernos engañados, pero también para no engañar los demás, para no poner miedo en el corazón de las personas.

No seamos rehén de cualquier especie de miedo, incluso del miedo religioso

Cuando escuchamos hablar de guerras, de revoluciones y – no hay novedades ninguna – desde que soy gente escucho hablar de guerras para todos los lados. Sí, ellas están ocurriendo; guerras en nosotros, guerras mayores, revoluciones, cambios y transformaciones en el mundo.

No podemos quedar aterrorizados. El miedo es para quien no conoce el Señor, el terror es para el corazón que no se vuelve para Dios. No es por causa de las cosas trágicas que están ocurriendo en el mundo que me vuelvo para Dios. Me vuelvo para Dios porque su amor me conquisto, me volvió para Dios porque tengo sed de Él, tengo necesidad de ser salvo, de ser rescatado y liberto por Su amor y Su misericordia.

No hagamos la religión del drama, del pavor y del pánico. Hay aquellos que quieren predicar, incluso en nuestro medio, el terror a todos costo, el miedo a cualquier preciso porque corazones aterrorizados y con miedos son más fáciles de mantener rehén.

No seamos rehén de cualquier especie de miedo, incluso del miedo religioso. Es necesario exorcizarlo, lo que nosotros necesitamos tener con Dios es una relación de fe, de confianza y esperanza. En un mundo donde no cerramos los ojos para los desastres, para las situaciones trágicas, mientras aquellos siembran el desespero, el miedo y el pavor, nosotros sembramos la fe, la esperanza y la confianza en Dios.

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.