20 Jan 2019

Jesús quiere estar presente en tu matrimonio

Muchos matrimonio se deshacen o están se deshaciendo, porque las parejas ya no hacen más lo que dicen Jesús

“Pero su madre dijo a los sirvientes: Hagan todo lo que él les diga” (Jn 2, 5).

La gracia del Evangelio de hoy es contemplarnos la manifestación publica de Jesús en una fiesta de matrimonio.

El matrimonio es una fiesta, pero no es aquella fiesta para los invitados, solo porque tiene bebidas o sirven comida. El matrimonio es una alegría, es el lugar de bendición, por eso él merece ser celebrado y festejado. Jesús es el primer a querer celebrar y festejar los matrimonio, la unión del hombre con la mujer, porque es, allí, que nació y viene la familia, es de aquella unión conyugal que nació los hijos. El hombre y la mujer que viven una preparación sana y madura, y deciden, de forma muy equilibrada, asumir la gracia del sacramento del matrimonio merecen ser aplaudidos y reconocidos.

Es verdad que ni todo es fiesta en la vida a dos. Así como en esta fiesta de matrimonio vino a faltar el vino, muchas veces, en el matrimonio falta la paciencia, la misericordia, la forma de lidiar con los limites y con los errores uno de los otros; así, el matrimonio que comenzó con una fiesta termina en fracaso.

Jesús quiere estar presente en tu matrimonio, y tu lo dejas hacerse presente todos los días, Él ha de guiar hasta cuando faltarle la humildad, la paciencia, cuando faltarle la fuerza, muchas veces, fisica y psicologica para lidiar [con problemas]. Jesús quiere hacerse presente, y la forma de Él hacerse presente es junto con Su Madre.

María es Madre, es la Mujer atenta, que esta conectada con las dificultades. María es aquella que se dio cuenta que no tenía más vino. Ella presenta, de hecho, lo que ya no se tiene más en una vida familiar. ¿Y la receta es una solo?: “Hacer lo que Él(Jesús) pedir”.

Muchos matrimonio se deshacen o están se deshaciendo, porque las parejas ya no hacen más lo que dice Jesús. A veces, la mujer escucha, pero el marido no escucha más, los hijos ya no escuchan más. ¡Necesitamos escuchar Jesús! No basta Él estar en nuestra casa, porque Él puede estar y ser ignorado. La bendición de Él está, porque los novios recibieron en el día del matrimonio; la presencia de Él esta allá, pero, ¿nosotros estamos escuchando de Él? ¿Estamos dejando Él hablar? ¿Estamos haciendo todo lo que Él nos dice? Ningún matrimonio, ninguna familia que hace todo lo que dice Jesús se pierde.

La sintonía de una vida conyugal necesita ocurrir, todos lo días, en la presencia de Jesús. Después de un tiempo, una pareja cree que eso es exagero, pero, más adelante, va percibir que falta hizo cuando dejo de escuchar Jesús en muchas situaciones de la vida conyugal.

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.