10 Jul 2018

Seamos comunicadores de la gracia del Reino de Dios

Necesitamos ser tocados, sanados e iluminados por Jesús, para que Él haga de nosotros un instrumento de Su gracia

“Jesús recorría todas las ciudades y pueblos; enseñaba en sus sinagogas, proclamaba la Buena Nueva del Reino y curaba todas las dolencias y enfermedades” (Mt 9, 35).

El Evangelio de hoy comienza presentando un hombre mudo que estaba poseído por el demonio. El demonio fue expulso del hombre, y este comenzó a hablar.

Hay demonios que están en nuestra vida y nos llevan a hablar demasiado, a hablar lo que no debemos y lo que no podemos. Hay demonios que están dentro de nosotros, repeliéndonos a hablar de la vida de los demás, a hablar palabrotas y cosas feas. Hay demonios que están repeliendo a hacer el mal, que están en nosotros, quitándonos todo y no dejándonos hablar nada.

Jesús comunicaba el Reino de Dios. Y cuando éste es comunicado con la gracia, los demonios no actúan, son expulsados. Necesitamos escuchar Jesús, necesitamos ser tocados, sanados e iluminados por Él, para que haga de nosotros instrumentos de la gracia.

Que no salga de nosotros palabras que destruyan, que lleven el mal para el corazón de las personas. De nuestra boca necesita salir el bien, aquello que edifica, salva y hace nueva todas las cosas. Donde Jesús llegaba, la novedad del Reino sucedía, porque Él anunciaba el Evangelio en el poder y en la autoridad del Espíritu, y expulsaba los espíritus malignos.

Necesitamos de la presencia de Dios donde estamos, necesitamos ser la presencia de Él en aquello que hablamos y expresamos, muchas veces, por el silencio, o hablando lo que es necesario y lo que edifica.

Así que el Espíritu de Dios actúa en nosotros, nos convertimos verdaderos comunicadores de la gracia del Reino de los Cielos.

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.