02 Jul 2018

El desprendimiento nos hace personas libres para el Evangelio

Existe una necesidad de desprendimiento, porque somos a menudo, a las cosas superficiales

“Maestro, te seguiré adondequiera que vayas” (Mt 8, 19).

Es el maestro de la Ley que se acerca del Maestro Jesús, poniéndose a disposición de Él para seguirlo donde Él este. Que lindo la disposición del corazón de cada uno de nosotros también, de seguir Jesús, ir atrás de Él. Donde quiere que Él este, nosotros también queremos estar.

No basta querer, es necesario también adecuarse y disponerse a seguir las exigencias de ese seguimiento; y, en esta parte, muchos comienzan, pero quedan para tras, desisten, desaniman, porque el camino del seguimiento es exigente. Es necesario desprendimiento y renuncia, dos palabras que parecen pesadas y difíciles para el tiempo en que vivimos, pero nadie consigue nada en la vida si no esta desprendimiento ni renuncia.

Lo que no viene fácil también va fácil. Lo que viene con lucha y desprendimiento tiene valor, sabemos valorizar, sabemos de su importancia. Yo sé como es valioso aquel que despierta por la madrugada para trabajar, yo sé de la importancia del estudiante que se sacrifica y da todo de sí para conquistar lo que necesita. Sé que muchos que reciben las cosas fácil no saben dar valor y no entran en la esencia de aquello que tiene y de lo que necesitan conquistar.

Es exigencia de la vida, pero es también exigencia del Evangelio. ¿Por que el Evangelio exige de nosotros desprendimiento y renuncia? Primero, porque nuestro corazón necesita, de hecho, pasar por la vía de purificación, porque seguimos Jesús para alcanzarlo, seguimos Jesús para que nuestro corazón tome lugar de la morada de Dios y Cristo sea el único tesoro de nuestra vida y de nuetsro corazón.

No seguimos Jesús simplemente para mirarlo, admirarlo, seguimos Jesús para convertirnos Sus discípulos. Para ser discípulos de Jesús es necesario pasar por la purificación de la escuela de Él.

Existe necesidad de desprendimiento, porque somos apegado, a menudo, las cosas superficiales. Nos apegamos a nuestra casa, a lo que tenemos, muchas otras cosas, pero no nos prendemos a lo esencial que el Maestro nos va dar, que es el amor evangélico. Es con amor que vamos amar nuestra familia.

El desprendimiento nos hace personas libres para el Evangelio, libres para Jesús, libres para aquello que necesitamos realizar. No es la libertad que el mundo nos da, pero la libertad que el Evangelio nos da para no permitir que nuestro corazón sea esclavo de nada y de nadie.

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.