11 Jul 2019

Llevemos el Reino de los Cielos a los corazones

“A lo largo del camino proclamen: ¡El Reino de los Cielos está ahora cerca! Sanen enfermos, resuciten muertos, limpien leprosos y echen los demonios. Ustedes lo recibieron sin pagar, denlo sin cobrar” (Mt 10, 7-8)

Donde quiere que este, necesitamos traer el Reino de Dios para nuestro medio, necesitamos anunciar que él esta en nuestro medio. Desgraciadamente, muchos de nosotros solo anunciamos tragedias, desgracias y pesimismo. Algunas personas están se convirtiendo especialistas en cosas negativas. No ignoramos la realidad, sabemos del mundo cruel en el cual vivimos, sabemos de los tiempos difíciles que nosotros estamos, pero no podemos negar: el Reino de Dios esta en nuestro medio. Y quien fue conquistado, lleva el Reino de Dios para el medio del Reino de la tinieblas, de la oscuridad, de muchas cosas absurdas donde estamos.

Nuestra misión no es constatar el mal que esta en el mundo, porque el mal esta en el mundo desde que el mundo se rebelo contra Dios. Por supuesto que, la estrategia del maligno es dejarnos desanimados, perder del hecho nuestro animo en anunciar el Reino de Dios. Si el mal esta en nuestro medio, él solo vence cuando lo dejamos vencer, solo vence cuando no anunciamos el reino de Dios.

Anunciemos y proclamemos el Reino, llevemos las personas a conocer Dios, porque el reino de los Cielos que se hace presente en nuestro medio. La orden del Señor es esta: sanemos nuestros enfermos, recemos por aquellos que están enfermos.

Anunciemos y proclamemos el Reino, llevemos las personas a conocer Dios

Hoy, miro delante de muchas cosas negativas que ocurren en el mundo y muchas personas están prostradas en el alma, en el cuerpo y en el espíritu. Las enfermedades emocionales avanzan en nuestro medio; delante de muchos miedos que están ocurriendo, las personas se entregan para el clima de la inseguridad, miedo y necesitamos sanar nuestra alma y nuestro corazón por la gracia de Reino de Dios.

Llevemos a todos el animo del Reino, resucitas a los muertos. Las personas están muriendo, perdiendo el aliento y el sentido por la vida, pero el Reino de Dios es el Reino que da sentido a nuestra vida, que levanta nuestra vida.

Necesitamos purificar los leprosos, purificar nuestras lepras, purificar todo lo que convierte el alma impura por las maldades de este mundo. Necesitamos expulsar los demonios que están en nuestro medio. Los demonios son muchos como nosotros ya constatamos, sea el demonio del desanimo, de la acusación, del egoísmo, del rancor, del odio, del resentimiento, sin embargo, legiones que están actuando en nuestro medio, pero ninguna de ellas es más poderosa que el Reino de los Cielos.

De gracia y con mucha gracia, el Señor nos introdujo en su Reino y, con la misma gracia, llevemos con todo amor de nuestro corazón el reino de Dios a las personas y a los corazones.

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.