12 Mar 2018

Asuma ser un padre de familia

Es importante entender que todo padre de familia es una condición por excelencia en el corazón de Dios

“Y fue otra vez a Caná de Galilea, donde había convertido el agua en vino. Había allí un funcionario real, que tenía su hijo enfermo en Cafarnaúm. Cuando supo que Jesús había llegado de Judea y se encontraba en Galilea, fue a verlo y le suplicó que bajara a curar a su hijo moribundo” (Juan 4,46-47).

Este funcionario del rey este en Cafarnaúm en busca de Jesús, pero no en la condición de un funcionario del rey, eso muestra su condición social y, especialmente, que él no era un judío. Él era un padre de familia, trabajador (tenía un grado de relevancia) además, más importante que el cargo que él ocupaba es quien él era.

Es importante entender que todo padre de familia es una condición por excelencia en el corazón de Dios. Es una condición muy sagrada y todo padre de familia necesita asumir con humildad, pero con amor en el corazón la gracia que tiene que ser un padre.

Asuma ser un padre de familia, asuma ser el padre de tus hijos. Generalmente es una madre que va en busca de la sanación, del cuidado y de las necesidades del hijo. Varias pasajes del Evangelio nos muestra eso, pero la de hoy llama atención por el hecho de ser un padre. Quiero llamar los padres para que asuman ser padre, asuman sus hijos. ¡Ser padre es una gracia divina y sublime!

Lo que deja la humanidad enferma, como este niño del Evangelio, es el hecho de no tener padres que asuman el valor sagrado de ser padre. Padre no es solo aquel que engendra el hijo; padre es aquel que genera y tiene la primera responsabilidad.

Yo llamo atención de todos aquellos que asuman la responsabilidad de ser padres y hijos, no es simplemente poner el nombre en la certificación de nacimiento. Es amar, es cuidar, es hacerse presente, es interceder.

Quiero que Dios bendiga mucho los padres que tienen cuidado, que se preocupan mucho para cuidar de sus hijos. No pienses que ser padre es solo trabajar y poner el dinero dentro de casa, algunos piensan: “Yo ya pongo comida dentro de casa. Yo ya pago pensión”. Ser padre es ser presente, es ser presencia, es ser vida, es llevar en el regazo, es dialogar, escuchar, es suplicar y saber lo que esta ocurriendo, es pedir por su hijo.

Un hijo no necesita solo de una madre, para ser hijo él necesita de padre y madre. Por lo tanto, sea padre, mire para aquel que es nuestro Padre Dios y no quiera ser un padre menor que Él. Puede ser que eso sea pasado a sus hombros, pero no te olvides que la gracia de Dios esta con usted.

Lo que conmovió el corazón de Jesús no fue por ese hombre ser un funcionario del rei. No son las preocupaciones que van conmover el corazón de Dios, pero el hecho de ser padre ya te acerca de Él. Cuenta con la gracia de Dios para ser lo mejor padre del mundo porque es eso que Él quiere que usted sea.

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.