16 Jul 2020

Realicemos en nosotros la voluntad del Padre

“Estos son mi madre y mis hermanos. Tomen a cualquiera que cumpla la voluntad de mi Padre de los Cielos, y ése es para mí un hermano, una hermana o una madre.” (Mt 12, 49 – 50).

Hoy, celebramos con mucho amor y devoción en el corazón, el día de la Virgen del Carmen. Esta fiesta hay una importancia singular para la Iglesia porque nos recuerda al Monte Carmelo, donde la Virgen apareció en el siglo XIII a San Simón Stock.

Fue para San Simón que la Virgen confío el escapulario que, muchos de nosotros, devotamente, usamos. Otros usan por superstición. Es importante recordar que la superstición es un engaño y una ilusión, mientras que la devoción molda el corazón para que él sea de Dios.

Es importante decir que fue en el alto del monte que Elías se encontró con Dio. Fue en el alto de este monte que San Simón Stock se encontró con Dios y la Virgen visito a él.

El importante para todos nosotros es subir a ese monte que es Cristo Jesús, para encontrarnos con Él. Esta es la voluntad del Padre. No basta, justamente, ser aparente de Jesús, ser la madre de Él, si no realizamos en nosotros la voluntad del Padre que esta en el Cielo. Jesús vino hasta nosotros para enseñarnos el camino de la voluntad del Padre: la santidad.

Hoy, celebramos justamente la santidad de la Bienaventuranzas, siempre a la Virgen María. Nuestra Virgen del Carmen no quiere simplemente que usemos el escapulario, objetos de devoción, medallas, crucifico, la coronilla, pero estos objetos deben guiarnos al sentimiento de amor, devoción y piedad filial a Dios Nuestro Padre.

Jesús vino hasta nosotros para enseñarnos el camino de la voluntad del Padre: la santidad

Todos estos sacramentales de salvación deben ser para nosotros caminos e instrumento de conversión y cambio de vida, porque las apariencias pueden engañar, y no podemos usar las cosas por engaño e ilusión ni convertirnos canales de la ilusión y del engaño para nadie.

Que, hoy, todo nosotros nos convertimos en un escapulario vivo de la gracia de Dios, permitiendo que la Palabra de Dios entrando en nosotros, nos convierta para Cristo Jesús y para la voluntad del Padre.

Que elevemos a Dios nuestros pensamientos, que bajemos nuestro ser por el camino y vía de la humildad, para que la santidad de Dios trasparezca en nuestros actos y acciones. Así, también seremos como María, de la familia de Jesús, porque realizamos en nosotros la voluntad del Padre.

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.