19 Nov 2023

No rechaces la gracia y los talentos que Dios te ha dado

“En aquel tiempo Jesús dijo a sus discípulos esta parábola: Un hombre que, al salir de viaje, llamó a sus servidores y les confió sus bienes. A uno le dio cinco talentos, a otro dos, y uno solo a un tercero, a cada uno según su capacidad; y después partió. En seguida, el que había recibido cinco talentos, fue a negociar con ellos y ganó otros cinco. De la misma manera, el que recibió dos, ganó otros dos, pero el que recibió uno solo, hizo un pozo y enterró el dinero de su señor” (Mateo 25, 14-30).

Para que puedas reflexionar y comprender el vídeo necesitas ‘accionar el subtitulo en español:

Mis hermanos y hermanas, hoy es domingo, el Día del Señor, el trigésimo tercer domingo del Tiempo Ordinario. Es la penúltima semana del Tiempo Ordinario y nosotros recibimos hoy como propuesta la parábola de los talentos. El domingo pasado vimos la parábola de las vírgenes, de las diez vírgenes: las cinco precavidas y las cinco imprudentes. Hoy vemos la parábola de los talentos y la semana que viene veremos la parábola del juicio final.

Son parábolas escatológicas que hablan del rechazo de la propuesta de Dios, como decía, el domingo pasado, las 10 vírgenes esperaban al esposo; este domingo vemos esta realidad de los talentos y la semana que viene, concluyendo el Tiempo Ordinario, vemos al juez universal.

En el centro de la parábola de hoy está la función de administrar un patrimonio. El criterio es el de la economía humana. Es importante recordar que el talento aquí en el Evangelio no corresponde al concepto de calidad como don. Para no causar confusión, como si Dios fuera injusto, dando cinco a uno, dos y uno a otro. Así que no confundamos talento con calidad.

Talento indica aquí una unidad de medida monetaria. Solo para ejemplificar, un talento son diez mil denarios, un denario era un día de trabajo. El salario mínimo era entonces de 30 denarios. Ese era el salario que recibía un trabajador. Un talento son diez mil días de salario. Un talento era más o menos el salario de 30 años. Era una jubilación. Era una generación entera. Porque en aquellos tiempos la expectativa de vida era mucho menor
que en la actualidad. En otras palabras, ese siervo tenía la bendición de Dios para toda su vida. Lo único que tenía que hacer era poner en práctica lo que había recibido. Todos ellos, tanto el que recibió cinco, como el que recibió dos o el que recibió uno. Tanto es así que el primero recibió cincuenta mil días de salario. El que recibió dos, lo mismo. El que recibe uno, también es bendecido.

No rechaces la gracia de Dios. No rechaces los talentos que Dios te ha dado. Él te ha bendecido mucho. Hagamos fructificar las bendiciones de Dios en nuestras vidas y en las vidas de nuestros hermanos

Aquí no estamos hablando de cifras, no estamos hablando de la prosperidad pagana que enseñan algunas personas por ahí. Dios bendiciéndome con autos, casa, dinero y mi hermano pasando hambre, eso no es. Y no podemos llamar a eso prosperidad. Soy rico cuando comparto con los demás lo que tengo. Soy próspero cuando logro ver la necesidad de mi hermano.

Los dos primeros trabajaron y duplicaron lo que habían recibido, fueron buenos incluso con la diferencia, pero el tercero es temeroso, cerrado, perezoso y entierra su talento como un muerto, ha desistido de vivir. Con esto, Jesús nos muestra hoy la necesidad de acoger el don que Dios nos ha dado. No importa lo que hagas o cuánto hagas, importa que pongas lo que Dios te ha dado al servicio de tus hermanos.

No rechaces la gracia de Dios. No rechaces los talentos que Dios te ha dado. Él te ha bendecido mucho. Hagamos fructificar las bendiciones de Dios en nuestras vidas y en las vidas de nuestros hermanos.

Descienda sobre todos ustedes la bendición de Dios Todopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo. Amén.

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.