27 Feb 2019

Es necesario repensar nuestra fe a partir del Maestro Jesús

Jesucristo es Aquel que ama, tolera, respeta y acoge

“Pero Jesús les dijo: «No se lo impidan, porque nadie puede hacer un milagro en mi Nombre y luego hablar mal de mí. Y el que no está contra nosotros, está con nosotros” (Mc 9, 39- 40).

Jesús formo un grupo, el grupo de sus discípulos, de sus seguidores. Pero había seguidores de Él, personas que conocían a Jesús y que no estaban necesariamente en aquel grupo. Eran personas que hacían parte de la multitud, ellos escuchaban y aprendían con Jesús y, con seguridad, al volver para casa de ellos, vivieron lo que aprendieron con el Maestro.

Hay muchos discípulos de Jesús que no están en nuestros “grupos”, no están en nuestras pastorales o en nuestros ministerios. Hay muchos discípulos de Jesús que no están en nuestra Iglesia. Hay muchos discípulos de Jesús que ni profesan la fe cristiana por varias circunstancias, entre ellas, nacieran en lugares donde ni se puede profesar la fe o ni recibieron. Además, no son contra Jesús, ellos son a favor de Él.

La invitación del Maestro no es solo la cuestión de prohibir, y sí para no ponernos contra; parar de crear guerra, parar de ponernos unos con los otros. No somos, muchas veces, escándalos para el mundo, porque somos las personas de la Iglesia que viven peleando entre sí. Es pastoral que no acepta otra pastoral; es grupo que no acepta aquel otro grupo.

Tal vez tengamos hecho una experiencia de Dios con una determinada espiritualidad, pero hay otros que hicieran experiencia con Él, incluso más profunda que la nuestra, pero con otra. No vamos medir y ni comprar la espiritualidad del otro; no vamos caer en este mal.

¿Quien es que puede contener la acción de Dios y del Espíritu? ¿Quien somos nosotros para decir que aquella experiencia del hermano, que es diferente de mi alma, no es de Dios? Deja que el propio Dios juzga, y que hagamos lo que es nuestra obligación que es primer a acoger, y después, lo de amar.

No podemos decir que amamos solo a quien piensa, predica y habla como nosotros. Porque, corremos un serio riesgo de frustrar la fe cristiana por no saber vivir la tolerancia, el respeto por lo que es diferente, por quien hace la diferencia, por quien predica de una forma diferente; por quien tiene una experiencia de Dios diferente de la nuestra.

Deja que el Espíritu Santo sople; que Él conduzca la Iglesia. Y no seamos instrumentos del mal; no seamos instrumentos para combatir el otro que piensa diferente de nosotros.

La cosa más intolerable, dura, cruel que vemos hoy, en las redes sociales, con personas de la Iglesia atacando las personas de la propia Iglesia. Lo que vemos son personas atacando los padres que no hablan con ellas, que tiene una experiencia de fe diferente de la nuestra. Necesitamos decir a quien sigue esta forma de vida, que eso es cualquier cosa, menos cristianismo, menos seguir Jesucristo.

Jesucristo es Aquel que ama, tolera, respeta y acoge. Es necesario repensar nuestra fe no a partir de nosotros, y sí a partir del Maestro Jesús.

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.