10 Apr 2021

La incredulidad vence nuestras experiencias de fe

“Por último se apareció a los once discípulos mientras comían, y los reprendió por su falta de fe y por su dureza para creer a los que lo habían visto resucitado” (Mc 16, 14).

Jesús apareció muchas veces, durante estos cuarenta días entre Su Resurrección y vuelve para el Padre. Pero no fue suficiente porque cuando el corazón se cierra, no se dilacera y no se abre, la incredulidad vence nuestras experiencias de fe.

Es eso que estaba ocurriendo con sus discípulos, algunos dejaran ser iluminados, convencidos por la luz de la vida, por la presencia del Resucitado.

Dios es misericordioso, bondoso y conoce nuestras debilidades y miedos, Él conoce como es dura nuestra cabeza, como cerrado, muchas veces, se encuentra nuestro corazón, tan preso por la materialidad porque no es capaz de romper con las expectativas humanas para entrar en los misterios profundos de nuestra fe.

Sin fe nadie sumerge en los misterios de Dios, sin fe no encontramos con la luz de Dios, sin fe no encontramos con el Resucitado. Viviremos de angustias, inquietudes, preocupaciones, perturbaciones, viviremos de los miedos incluso miedo de salir de Dios, no teniendo seguridad o convicción donde Él esta.

Permitamos que el Cristo Resucitado, vivo en nuestro medio, pueda reprender toda y cualquier incredulidad

Es necesario más que nunca dejar que Dios pueda vencer la dureza de nuestro corazón, y así como Jesús reprendió Sus discípulos por causa de la incredulidad y dureza de nuestro corazón, permita que sea también reprendido todos los temores, miedos y, especialmente, incredulidad de nuestra alma.

Reprender significa tratar con dureza; necesitamos dar una “sacudida” en el corazón, aquella sacudida de la fe, para no caminar solo en aquella visión atónita porque no despertamos. El Señor esta en nuestro medio y Él ya nos dio muchas pruebas de Su amor que, si no nos levantamos, es porque el corazón esta cerrado y tomado por la incredulidad.

Permitamos que el Cristo Resucitado, vivo en nuestro medio, pueda reprender toda y cualquier incredulidad, toda y cualquier falta de fe, pero, especialmente, pueda reprender las durezas de nuestro corazón, para que se abra para contemplar Su presencia viva en nuestro medio.

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.