07 Sep 2019

La esperanza en el Señor nunca nos decepciona

“Para esto es necesario que ustedes permanezcan firmes y bien fundados en la fe, sin apartarse de la esperanza transmitida por la Buena Noticia que han oído y que fue predicada a todas las criaturas que están bajo el cielo y de la cual yo mismo, Pablo, fui constituido ministro” (Cl 1, 23)

Celebrando la patria, en el día de hoy, muchos sentimientos pueden tomar cuenta de nuestro corazón, pero no podemos perder la referencia. Primero, nuestra patria es el Cielo, sin dejarnos de amar, de valorizar nuestro amado Brasil. Ninguno de nosotros tiene, aquí abajo, una ciudad permanente, como nos dice la Palabra de Dios. Todos estamos aguardando aquella que esta por venir, aquella en la cual queremos vivir.

La Palabra esta diciendo que necesitamos vivir firmes e imperturbable en la fe, porque muchos de nosotros están desanimado, perdiendo la fe y esperanza, porque están poniendo fe y esperanza en personas, en situaciones que no son de Dios.

Ningún hombre, ni de allá ni de aquí, puede asumir el lugar de Dios en nuestra vida y en nuestro corazón. Es solo en Jesús que debe estar basada nuestra fe, porque es de Él que escuchamos el Evangelio, y solo el Evangelio que nos da la vida, que nos da esperanza y consuela nuestro corazón.

Nuestra esperanza es siempre en el Señor, porque Él jamá nos decepciona

Ponemos nuestra esperanza en otras cosas que, en ciertos momentos, nos animan, entusiasma, nos dan un fervor por dentro, pero, después, todo pasa y quedamos un conjunto de personas en una situación de desanimados, frustrados como muchas realidades de la vida. Por eso, ojos fijos en Jesús, no quitemos de Él nuestra mirada.

Por supuesto que, teniendo ojos fijos en Jesús, no podemos convertirnos aquellas personas alienadas , porque es un peligro también. Una persona alienada hace tan mal para la sociedad como una persona que no tiene fe. Una persona sin fe es un mal, porque la fe es la base fundamental de nuestra relación con Dios. Algunas personas tiene fe, pero no tiene consciencia de la fe y la viven de una forma muy alienada y ciega. No abren los ojos para la prudencia, para el discernimiento, para separar el joyo del trigo; viven de ilusiones engaños, y ponen la Palabra de Dios donde ella no esta, dicen algo que Jesús no dice, y simplemente deturpan la Palabra por causa de la ingenuidad de corazón.

Para permanece en la fe, para apartarnos de la esperanza del Evangelio ni sernos decepcionados, necesitamos pedir que Dios nos de una fe madura, consciente y única en Él, que jamás nos decepciona.

Si vivimos decepciones en la fe, no fue en Dios, pero en hombres, en situaciones. Ponemos esperanza donde no debemos poner esperanza.

Nuestra esperanza es siempre en Él, porque Él jamás nos decepciona.

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.