18 Jun 2021

Volvamos nuestra mirada para los valores eternos

“No junten tesoros y reservas aquí en la tierra, donde la polilla y el óxido hacen estragos, y donde los ladrones rompen el muro y roban” (Mt 6, 19).

¿Qué es la vida humana? ¿Qué es vivir en esta Tierra? Para algunos o para muchos es solo trabajar para juntas sus tesoros, sus bines. La persona llega en una edad de la vida y pregunta: “¿Que he acumulado es esta vida?”. Ella va mirar lo que tiene. Pero todo eso pasa, los ladrones roban, y más que eso, roban nuestro corazón, porque donde esta nuestro tesoro, es allá que esta nuestro corazón. Por eso, cuando perdemos las cosas materiales, el corazón queda destrozado, porque donde esta tu tesoro, el corazón esta allí centrado y junto. No acumulemos los tesoro de este mundo.

Es justo trabajar para tener una vida justa, es justo trabajar para tener una vida ordenada y organizada, lo que no es justo para nuestra salud mental y espiritual es ponernos el sentido de la vida en estas cosas, en aquello que acumulamos.

La gran herencia espiritual son los valores, no los valores financieros, pero los valores eternos

Tu puedes, durante tu vida, construir un palacio para vivir …. ¡Pero cuidado! Porque muchos que dejaran como herencia palacios para tus hijos, dejaran confusión, división y peleas. Otros no dejaran nada material, pero la gran herencia espiritual son los valores, no los valores financieros, pero los valores eternos, de bondad, de amor, los valores espirituales, los verdaderos valores del alma.

Vamos juntar, acumular tesoros espirituales, vamos acumular virtudes. Que belleza cuando tu miras para una persona que paso en nuestro medio y puedes decir: “¡Cuanta bondad, cuanto amor, cuanto desprendimiento!”; del otro va decir: “Era rico. Tenía todo, pero en el fondo no tenía nada, era ganancioso, orgulloso, opulento, solo pensaba en si mismo”.

Tu llevas para el cementerio los dos, puedes hacer bonito allí, adornar de la forma que quieras el lugar donde e rico va ser enterrado, pero la lluvia viene y queda todo igual. ¿Qué permanece? Aquel tesoro que acumulo en el Cielo, aquel ahorro que hizo en el Cielo, que son los valores espirituales cultivados en la vida: la bondad, el amor los actos de misericordia, el cuidado para con los pobres, el perdón enviado, la reconciliación sembrada. ¡Estos bienes nadie puede robar de nosotros!

La mirada es la luz del cuerpo, es la luz de la vida, donde esta nuestra mirada es allí que brilla nuestra vida. Que nuestra mirada se vuelve para los valores eternos y no para los bienes de este mundo.

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.