03 Sep 2022

Viva la ley de la caridad y del amor

“Cómo entró en la Casa de Dios y, tomando los panes de la ofrenda, que sólo pueden comer los sacerdotes, comió él y dio de comer a sus compañeros?.Después les dijo: El hijo del hombre es dueño del sábado.” (Lucas 6,4-5).

El episodio del Evangelio de hoy muestra los discípulos cogiendo algunos choclo de maíz, porque estaban con hambre, y entonces fariseos criticaran el Señor: “¡No se puede hacer un trabajo en día de sábado!”. Y Jesús, más una vez, explico a ellos que Él es el Señor de sábado, es decir, Él tiene la autoridad, Él es la Ley.

Y en aquel, en aquella ocasión, por cuenta de la hambre, por cuenta de la caridad, la caridad esta arriba de la ley, esta arriba de la regla, además, la regla es la caridad o debe ser la caridad. La ley por la ley mata; la ley por la ley, si no es vivida en la caridad, aprisiona; y la ley, en verdad, es para vida, gente, la ley debe ser para vida, y ley estaba allí aprisionando. “¡No se puede hacer un trabajo en día de sábado!”. ¡Mira, los discípulos estaban con hambre! ¿Qué era mejor, vivir la ley por la ley o vivir la ley de la caridad y dar la vida para aquellos discípulos? Por supuesto que Jesús hizo la opción de dar la vida para aquellos discípulos, Jesús quería libertar aquellos hombres de aquel formalismo. Jesús quisó libertar aquellos hombres que estaban presos a la ley por la ley.

Jesús es la nueva Ley, que predica el amor, que predica la misericordia

Él, Jesús, es la nueva ley. Él, Jesús, es la nueva ley que predica el amor, que predica la misericordia. Que nosotros también así hagamos en nuestra vida, vivamos la ley de la misericordia, vivamos la ley del amor, vivamos la ley al exhortar nuestros hermanos, sí, pero exhortar también con caridad, exhortar también con misericordia, porque nosotros no podemos perder nadie, gente. Vamos exhortar, sí, pero exhortar también para ganar aquel hermano, para ganar aquella hermana.

Él es la ley, Jesús es la ley, y nos manda vivir el amor, nos manda vivir la solidaridad, nos manda vivir la misericordia. Que el Señor nos ayude a vivir en la libertad de hijos de Dios, y vivamos la ley de Él, pongamos Él en nuestra vida, y vivamos la caridad con nuestro prójimo, la misericordia con nuestro prójimo. Y cuando tengamos que exhortar, también exhortamos en la misericordia.

La bendición de Dios Todopoderoso. Padre, Hijo y Espíritu Santo.

¡Amén!


Padre Márcio Prado

Sacerdote da Comunidade Canção Nova.

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.