24 Dec 2022

Que des testimonio con tu vida las maravillas del Señor

“Entonces Zacarías, su padre, quedó lleno del Espíritu Santo y dijo proféticamente: Bendito sea el Señor, el Dios de Israel, porque ha visitado y redimido a su Pueblo” (Lucas 1,67-68).

Para que puedas reflexionar y comprender el vídeo necesitas ‘accionar el subtitulo en español’:

Estamos a las vísperas de la gran Solemnidad de Navidad, del nacimiento de Nuestro Señor Jesucristo. Antes de celebrar la gran Fiesta de Navidad, la Liturgia del día 24, nos presenta la profecía que salio de la boca de Zacarías.

Hemos acompañado estos días que Zacarías había dudado del Señor; él — que había rezado al Señor pidiendo Sus gracias, y Dios, nuestro Padre, lo visito, concediendo a él la gracia de un hijo —, dudo en aquel momento y, por eso, quedo mudo.

Zacarías aprendió con su mutismo, aprendió con su incredulidad, aprendió que debería confiar y creer en Dios. Y, finalmente, la promesa del Señor también se ha cumplido en su vida y él tuvo su hijo juntamente con Isabel — Juan Bautista.

Es en ese contexto que el hijo Juan bautista nació, que su lengua se desenrolla. Él aprendió la lección y, ahora, estaba proclamando las maravillas de Dios porque, finalmente, de la incredulidad él paso para la incredulidad. Profetizo, a principio, sobre el Hijo de Dios, pero también de su hijo, de la salvación que nos vino en Cristo Jesús. Él profetizó bendiciendo a Dios.

Vamos, juntamente con Zacarías, proclamar las maravillas de Nuestro Señor

Si antes él había sido infiel e incrédulo, quedo mudo; ahora. creyendo en Dios, él profetizo y bendice a Dios.

La primera parte de este bello himno que Zacarías escribió presenta la historia de la salvación, presenta la promesa de Dios que se cumplió, el Señor que vino en Su misericordia libertar y salvar Su pueblo. Y, después, Zacarías habla sobre su hijo, que vino como precursor, vino preparar el camino para la venida de Cristo.

Mis hermanos, pidamos la gracia a Nuestro Señor de creer en la promesa de Dios, pues ellas han de cumplir. Creemos que la promesa de Dios ya se cumplió en Cristo Jesús.

¡Que nuestro corazón se alegre por la presencia de Cristo en nuestro medio, que su corazón pueda alegrarse! Es verdad, son muchos los desafíos que tenemos, las tristezas que vivimos, talvez, durante todo ese año, pero la alegría de Navidad debe tomar cuenta de nuestro corazón. Vamos, juntamente con Zacarías, proclamar las maravillas de Nuestro Señor, como él proclamo.

Proclamemos con nuestra vida, con nuestras palabras, proclamemos las maravillas del Señor con nuestro testimonio.

La bendición de Dios Todopoderoso. Padre, Hijo y Espíritu Santo.

¡Amén!


Padre Márcio Prado

Sacerdote da Comunidade Canção Nova.

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.