22 Jun 2021

Tengamos cuidado por la vida que Dios nos dio

“No den lo que es santo a los perros, ni echen sus perlas a los cerdos, pues podrían pisotearlas y después se volverían contra ustedes para destrozarlos” (Mt 7, 6).

No gastes el tiempo y la vida con cosas inútiles. Hoy, en el mundo, existen muchas inutilidades; por ejemplo, ciertas discusiones y conversas, incluso alrededor de cosas sagradas y religiosas, pero no debemos dar a los perros lo que es santo, y existen los llamados “perros religiosos”, aquellas personas voraces, de discusiones y de peleas, que no tiene cuidado por la fe.

El cuidadoso es aquel que busca, primero, conocer y dialogar; no es cuidadoso aquel que busca, por encima de todo, crear confusiones. Cuando tu ves una persona, ella esta allí para crear confusiones por confusiones y, muchas veces, usando la ilusión, porque habla del nombre de Dios. No hay sensatez en la confusión, no hay sensatez en aquel que quieren simplemente la discusión por la discusión, no hay sensatez en aquel que busca ofender el hermano, incluso porque piensa diferente de él en cualquier situación.

Miremos para nuestra propia vida, no perdamos tiempo con aquello que no va a lugar ninguno

No tires a los perros lo que es santo. No tires nuestras perolas a los cerdos, porque hay cerdos dentro la Iglesia y fuera de ella. Y, con todo respeto, le gusta a los cerdo todo aquel que es sucio e impuro, y nada es más impuro que la maldad humana, aquellos que simplemente quieren el mal por el mal.

Hay personas que buscan virtudes, y los virtuosos buscan exaltar las virtudes, pero hay aquellos que buscan buscan los problemas, que buscan, de alguna forma, crear situaciones para hacer chismes, para tener lo que hablar.

Lee más y conozca:
.:
Dios es bueno y providente 
.:
Carencia: ¿cómo ella puede afectar tu vida?

Ya bastan, en el mundo, los chismes, ya basta aquellos que buscan solo cosas sobre la vida de los demás. Hoy, se buscan o han buscado en la Iglesia crecer aquellos que viven de eso, las llamadas “chisme religiosos”, aquellos que quieren poner unos contra los demás, quieren, de alguna forma, combatir el otro para decir: “El cuidadoso soy yo”, “El correcto soy yo”, “Quien defiende la vida soy yo”, y quien me segura y que esta correcto”.

No perdamos nuestro tiempo con estas cosas. Es necesario difundir la buena semilla, ser cada vez más de Dios y a Su Palabra. Es necesario tener cada vez más amor, cuidado por nuestra Iglesia obedeciendo, amando y respetando.

Nunca es cuidadoso quien no respeta, habla mal y difunde las cizaña en el camino de los demás. Todo que quieres que los demás hagan a ti, haga a ellos. ¿Queremos ser respetado? Respetemos. ¿Queremos amar y ser amados? Amemos. Ese es el principio de la vida evangélica.

La Palabra nos esta diciendo, hoy, que a puerta de Dios es estrecha. Larga, espacio y vacía es el camino de las cosas perdidas, de las inutilidades de la vida.

Hay muchas gente necesitando ser salva, muchas gente sedienta del amor, de la Palabra de Dios. Hay muchos corazones necesitados de la sanación y del perdón. Miremos para nuestra propia vida, no perdamos tiempo con aquello que no lleva a lugar ninguno. No perdamos tiempo con lo que solo causa confusión, división, pelea, separación y falta de unión. No perdamos tiempo, porque el tiempo que Dios nos dio, la vida que Dios nos dio es para salvarnos y sembrar la buena semilla del Reino de Dios.

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.