15 May 2021

Seamos transformados por la fuerza del amor de Dios

“Les aseguro que todo lo que pidan al Padre, él se lo concederá en mi Nombre. Hasta ahora, no han pedido nada en mi Nombre. Pidan y recibirán, y tendrán una alegría que será perfecta” (Jn 16, 23b-24).

¡Como Dios quiere que nos alegremos! ¡Como Él quiere que nuestra alegría este en Él y que la alegría de Él esté en nosotros! Pero es necesario pedir, es necesario buscar. Y todo aquello que pedimos a Dios, pidamos en el nombre de Jesús, en la autoridad y en la persona de Jesús. Que el nombre de Jesús esté en nosotros, en nuestro corazón, en nuestras actitudes, este en todo aquello que realizamos.

Todo aquello que buscamos en nombre de Jesús, el Padre nos va conceder. ¿Y por que nos va conceder? El Padre ama mucho el Hijo, tiene un amor singular, sin igual, único, infinito y eterno por el Hijo que todo lo que pedimos en la autoridad de Él, el Padre nos concede.

Del otro lado, el amor del Hijo por el Padre es tan sublime, que Él dio a Su vida en amor al Padre, Él vivió toda su vida, acepto el desafío del Padre de venir a este mundo por amor, primero, por supuesto, por el Padre.

Cuando miramos todo el amor que hay en el Padre y en el Hijo, ese amor del Padre y del Hijo, revelado en la fuerza y en el poder del Espíritu Santos, estamos viendo que no hay otra fuerza que salva, liberta, sana y restaura cualquier situación que el amor.

Que ese amor del Padre este en nosotros, este vertiendo dentro de nosotros en todo aquello que realizamos

No podemos ceder a otra fuerza aún que sea la fuerza del amor. No hay otra fuerza en Dios restauradora, curadora y libertadora que la fuerza del amor. El amor que hay entre el Padre y el Hijo es este amor que nos fue dado, amor que nos liberta, nos restaura, que realiza una obra nueva en la vida de cada uno de nosotros.

La primera cosa que pido al Padre en nombre de Jesús: “Derrama sobre nosotros, mi Padre, ese amor sublime. Viene sobre nosotros, sobre nuestro corazón toda la fuerza del amor, para que amemos unos a los otros, para que vivamos intensamente el amor, para que el amor nos guíe, nos sane y nos liberte; para que vivamos el amor”.

Seamos transformados por el amor, para que sea la marca de nuestra vida, porque somos hijos de un Dios que es todo amor, pues el propio Padre nos ama. “Porque vos amaste y has creído que vine de la parte de Dios”. Creemos que Jesús vino de la parte de Dios y, por eso, el Padre nos ama mucho. Que ese amor del Padre este en nosotros, este vertiendo dentro de nosotros en todo aquello que realizamos.

“Jesús, es en tu nombre que pedimos: que permanezcamos siempre en el amor del Padre, que permanezcamos en Su amor y que amemos unos a los otros”.

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.