01 Oct 2022

Santificarse por medio de las pequeñas cosas

“En aquel momento Jesús se estremeció de gozo, movido por el Espíritu Santo, y dijo: Te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, por haber ocultado estas cosas a los sabios y a los prudentes y haberlas revelado a los pequeños” (Lucas 10,21).

Mis hermanos, hemos comenzado el mes misionero. Y, hoy, nosotros conmemoramos Santa Teresa del Niño Jesús. Una santa francesa que nació en el año 1873 y murió en el año 1897. Joven, pero que dono y entrego su vida a Nuestro Señor.

En el Evangelio de hoy, Jesús alaba al Padre del Cielo porque Él oculto las cosas de los grandes, de los sabios, pero Él revelo a los pequeños. “¿Pero Jesús no ha venido para todos?”. Por supuesto que Jesús ha venido para todos, la cuestión del “ocultar” es en el sentido de aquellos que son grandes, se sienten grandes y necesitan rebajarse, necesitan dejar el orgullo para vivir la humildad, necesitan dejar la manía de la grandeza para rebajarse como Cristo hizo, como Dios así lo hizo.

Él se rebajo hasta nosotros, es la Kenosis, del Libro de San Pablo a los Filipenses, capitulo 2, versículo 6. Él se rebajo hasta nosotros. Jesús alabo el Padre porque los pequeños comprenderán Su Palabra, porque los pequeños pudieran vivir Su Palabra.

Como muchos santos, Santa Tereza fue una de estas pequeñas, uno de estos pequeños. Ella pequeña, de hecho, hasta en la edad y en la estatura; ella necesito de la liberación del Papa León XIII para poder ingresar en el Carmelo, tamaño era la voluntad que ella tenía que hacer la voluntad de Dios. Una familia santa: una entró en el Carmelo, la otra también ingreso en el Carmelo, en la vida religiosa, y ella sentía ese deseo grande de hacer la voluntad del Señor.

Realicemos la misión que el Señor nos ha confiado, de santificarnos en las pequeñas cosas

Con Santa Teresa, esta pequeña del Señor, aprendemos también la pequeña vía: santificarse por medio de las pequeñas cosas, de los pequeños sacrificios. Ella vivía en una comunidad religiosa entre las carmelitas. ¿Y piensas que en el Carmelo hay gente santa? ¿Piensas que en la comunidad hay gente santa? ¡Hay mucha gente pecadora también!

Pero, allí, en aquel ambiente, ella se santifica por medio de las pequeñas cosas, por medio del cuidado con la hermana, con la superiora, por medio de la vida comunitaria ella se santificó. Ella es patrona de las misiones y de los misioneros, juntamente con San Francisco Xavier, porque, aún en el Carmelo, ella propagó el mensaje, la Palabra de Dios, por medio de la pequeña vía, por medio de los pequeños sacrificios.

¿Somos llamados a realizar misiones? ¡Sí! Pero como enseña también el Papa Francisco: no solo hacemos misión, somos una misión. ¡Tu eres una misión linda del Padre!

Realice la misión que Dios te ha confiado, realicemos la misión que el Señor nos ha confiado, la de santificarnos en las pequeñas cosas, así estaremos alabando el Padre del Cielo.

La bendición de Dios Todopoderoso. Padre, Hijo y Espíritu Santo.

¡Amén!


Padre Márcio Prado

Sacerdote da Comunidade Canção Nova.

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.