29 Jul 2021

Sepamos valorizar los verdaderos amigos

“Muchos judíos habían ido a consolar a Marta y a María, por la muerte de su hermano” (Jn 11, 19).

La Iglesia nos da la gracia de celebrarnos, hoy, la fiesta de los hermanos Lázaro, Marta y María. Es interesante, porque esta memoria, hasta entonces, era solo de Santa Marta, pero fue el Papa Francisco quien unió solo fiesta, en una sola celebración, los tres hermanos. Estos hermanos eran tan unidos, ellos vivían prácticamente en la misma casa – aún que Lázaro ya tenia su casa. Él era tan cercano de sus hermanas, Marta y María, que entre ellos hay un testimonio de amor y cuidado de uno para con el otro.

Es para nosotros el ejemplo de la convivencia fraterna, de que hermano cuida de hermano, de que hermano se importa con el hermano, y de que hermano da la vida por el hermano. Es Marta y María que están desconsoladas por el hermano que perdieran (Lázaro).

Aquí hay una cosa importante: los tres hermanos servían a Jesús, amaban a Jesús, eran amigos de Jesús. Él hacia cuestión de pasar en Betania para ir a casa de Sus amigos. Betania es la casa de los amigos de Jesús. Marta, María y Lázaro son los amigos de Jesús. Solo quien sabe lo que es tener amigos sabe valorizar verdaderamente la amistad. Muchas personas conocían Jesús, muchas personas hasta seguían a Él, pero no eran amigas de Él. Porque ni todo mundo que es cercano a nosotros es nuestro amigo.

No es que amigo necesita ser algo selectivo, pero necesita ser bien elegido; amigo es cosa realmente del pecho, del corazón; y nosotros contamos en los dedos de nuestras manos quien son nuestros amigos.

Solo quien sabe lo que es tener amigos, sabe valorizar verdaderamente la amistad

Jesús tenía los apóstoles, los discípulos y toda una multitud, era muy conocido por el bien que hacia a muchos, pero amigos, además de los tres discípulos que eran cercanos (Pedro, Tiago y Juan), están los hermanos Marta, María y Lázaro.

Todos nosotros podemos ser amigos de Jesús a la medida que acogemos a Él primero, que amamos a Él y somos autentico con Él.

Lee más y conozca:
.:¿Eres amigo de Dios?   
.:Amigos en profundidad

Muchas veces, no sabemos ser amigos ni de unos de otros, cuanto más sernos amigos de Dios. Y una vez que también no sabemos ser amigos de Dios, nosotros también no sabemos ser amigos unos de los otros.

Amigo es aquel que tiene intimidad, de nuestro respeto y de nuestra consideración. Amigo es, muchas veces, más que hermano. Hay hermano que es amigo y hay hermano que no es tan amigo, pero hay amigo que es un verdadero hermano para nuestro corazón.

Que aprendamos con los hermanos Marta, María y Lázaro, que fueron los amigos de Jesús a tener pocos amigos, pero verdaderos y autenticos. Solo por los amigos soltamos las lagrimas más profundas de nuestro corazón. Muchas murieron en la epoca de Jesús, pero Él no lloro mucho y no solto Su corazón como cuando murio su amigo, su hermano Lázaro. Amigo es unido, hace parte de ti.

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.