02 Apr 2019

Sepamos percibir el dolor y el sufrimiento del prójimo

Jesús es aquel que ve lo que nadie ve o no se propone a ver. Él ve el dolor, la aflicción y el sufrimiento del otro

“Al verlo tendido, y sabiendo que hacía tanto tiempo que estaba así, Jesús le preguntó: «¿Quieres curarte?». El respondió: «Señor, no tengo a nadie que me sumerja en la piscina cuando el agua comienza a agitarse; mientras yo voy, otro desciende antes». Jesús le dijo: «Levántate, toma tu camilla y camina” (Jn 5, 6-8).

Ese hombre padecía de una enfermedad hace 38 años, pero nadie hacia nada por él, nadie miraba para él, porque cada uno estaba mirando para sí mismo, cada uno solo se importaba con sus propios problema, con su enfermedad y sus dificultades; y cuando el agua de aquella piscina era agitada, quien llegaba delante tocaba en ella, era llevado y bañado por ella.

¡Aquel hombre intentaba hace mucho tiempo! Él se esfuerza, daba su salto con dificultad, pero cuando él estaba para llegar en el agua, otro pasaba delante y lo dejaba para tras.

Jesús es Aquel que ve lo que nadie ve o no se propone a ver. Él ve el dolor, la aflicción y el sufrimiento del otro. Cuantos están a nuestro lado sufriendo más que nosotros, pasando por necesidades mayores y terribles en la vida, pero nosotros no tenemos la mirada de Jesús, no tenemos la mirada de Jesús, no tenemos la mirada de la misericordia para ver el dolor ni sufrimiento del otro.

Jesús se mueve de compasión por ese hombre, por eso pregunta a él se deseaba quedar sanado, en otras palabras, si él deseaba ser ayudado, y él luego respondió: “Señor, yo no tengo quien lo hago por mí. Yo tengo, pero llegan delante de mí”.

Cuando el mundo esta alrededor de nosotros, buscamos estar siempre delante del otro, y, muchas veces, ocupamos en aquello es nuestro y dejamos para tras el otro. Lamentamos, lloramos y nos compadecemos, pero nos movemos por la compasión de cuidas, ayudar, extender la mano y llevar en los brazos

No dejemos que aquello que la Cuaresma nos llama a vivir siguiendo cerrado y amarrado en nosotros. No seguimos siendo aquellas personas egoístas, para las cuales el más importante somos nosotros mismo, nuestra vida, que lo más importante es cuidar de nosotros.

Aquella que encuentra Jesús se convierte servidor del otro, no ponga tus sufrimientos y dolores delante delante del dolor y de los sufrimientos de los otros.

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.