24 Dec 2017

Recibimos de María el verdadero regalo del Cielo

María es el verdadero presepio, es el lugar por excelencia donde Jesús nace

“Pero el Angel le dijo: No temas, María, porque Dios te ha favorecido. Concebirás y darás a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús, él será grande y será llamado Hijo del Altísimo. El Señor Dios le dará el trono de David, su padre” (Lucas 1, 30-32).

En esta noche bendecida de Navidad del Señor, queremos luego celebrar. Contemplamos el Hijo bendito de Dios, que se encarna en el vientre de la Virgen María. ¿Quien es ese niño? La Palabra nos dice que Él es el Hijo de Dios Altísimo y que Dios (el Padre), le dio el trono de David.

En el Antiguo Testamento, Dios había prometido que daría la descendencia de David, el trono real. No pienses en trono como el rey que sienta en un palacio y queda gobernando. El reinado del Señor es en la vida, en el corazón, en la mente. El reinado de Cristo es para aquellos que se someten a Él.

Hoy, contemplamos el nacimiento de nuestro Rey, ese niño no nace como ningún rey del mundo nace. Él nace pobre, desprovisto de los bienes materiales, Él nace no siendo acogido, no siendo amado por muchos, perseguidos por otros. Él encuentra acogida en el vientre, en la vida, en el regazo y en los brazos de María.

María es el prototipo de aquella que acoge, ama y recibe Jesús. Ella es prototipo modelo de hombre y de la mujer que abrieron el corazón a la vida, para acoger Jesús. María es el verdadero presepio, es el lugar por excelencia donde Jesús nace. Yo preferiría que en nuestras casas o cualquier otro lugar, que las personas quiten fotos, es decir sea lo que sea, al lado de la Virgen María.

No fue el Papá Noel quien trajo Jesús para nosotros, no son los árboles de Navidad que representan el nacimiento de Jesús para nosotros. ¡Jesús nace de María, es de esta árbol fecunda que brota la vida que nos bendice! Es de María que recibimos el verdadero regalo del Cielo, es de ella que recibimos el mayor regalo de nuestra vida, ese regalo tiene nombre: Jesús, nuestro Señor, nuestro Dios y nuestro Salvador. A Él queremos prestar toda nuestra reverencia, nuestro amor y nuestra adoración.

Esta noche no es la noche de los regalos, de la bebidas y de las comidas, esta noche es de Jesús, nuestro Señor, nuestro Salvador, el Dios de nuestra vida. A Él toda adoración, todo alabanza y acción de gracias. Si debemos vivir la alegría, ella tiene nombre, la alegría se llama Jesús es de Él que viene la única alegría que llena el alma humana.

¡Dios te bendiga y una Feliz Navidad y bendecida con Jesús en nuestro medio!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.