21 Nov 2017

Necesitamos escuchar el Señor y hacer Su voluntad

El discípulo es aquel que escucha, ponga en practica y vive, en su vida, la voluntad del Padre.

Tomen a cualquiera que cumpla la voluntad de mi Padre de los Cielos, y ése es para mí un hermano, una hermana o una madre” (Mt 12,50)

En el medio de una multitud, estaba la madre, los hermanos y los parientes más cercanos de Jesús queriendo hablar con Él. Tal vez piensas así: “Jesús tendría que dejar todo para hablar con sus familiares, para hablar con la madre de Él, porque el más importante son ellos”. Jesús nos muestra porque ellos son o no importantes.

¿Quien es importante en el corazón de Dios? Es aquel que Lo escucha, aquel que es tu discípulo, por eso, Jesús dijo: “He aquí mi madre y mis hermanos”. Es como si Él dijera: “Son ustedes, porque están parados aquí, para oírme. Felices son ustedes que están dispuestos a escucharme y a partir de ahí hacen la voluntad de Dios”.

Son dos etapas fundamentales en el seguimiento de Jesús, la primera de ellas es: escucharlo, dar atención a Él. Una persona solo es importante para la otra cuando le da atención y la escucha. El hijo es importante para los padres, entonces, estos paran todo lo que estuvieron haciendo, para escucharlo y dar atención a las necesidades de sus hijos. Un padre y una madre negligentes uno con el otro, cuando no tuvieron más capacidad de escuchar. Es importante saber escuchar; dar atención al otro es esencial.

Un hijo, se convierte un pésimo hijo, cuando no escucha más sus padres. Él puede decir: “Yo amo mucho mi madre”, sin embargo, si no la escucha, no la oye, no le da atención; el amor de él es cuestionable.

El discípulo es aquel que escucha, por lo tanto, no basta decir: “Yo soy pariente de Jesús”, si no lo escuchamos y no damos atención a Él, actuando así, no somos discípulos de Él. El discípulo es aquel que escucha y pone en practica y vive, en su vida, la voluntad del Padre.

¿Qué es la voluntad del Padre? Es lo que nosotros escuchamos cuando paramos para oírlo. Por que, muchas veces, no ponemos en practica la voluntad de Dios? La respuesta es simple: no paramos para escucharlo.

Tenemos la alegría de celebrar, hoy, la presentación de la Virgen al templo. María presentó, enteramente, su vida, desde el vientre de la madre de Ella, para oír a Dios y hacer la voluntad de Él. Sin embargo, se convirtió la discípula número uno, la discípula más fiel. No fue solo su vientre que engendró a Jesús, pero fue toda su vida que lo escuchó, y puso en practica el deseo del Padre.

 

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.