30 Sep 2021

Operemos el Reino de Dios en nuestra vida

“La cosecha es abundante, pero los trabajadores son pocos. Rueguen al dueño de los sembrados que envíe trabajadores para la cosecha. ¡Vayan! Yo los envío como a ovejas en medio de lobos.” (Lc 10, 2-3).

Estamos en un mundo rodeado de lobos, pero el problema no son los lobos, el problema es que las ovejas, muchas veces, son ingenuas y se dispersan; el problema es que las ovejas se unen para el combate a los lobos feroces de este mundo. Por eso, el Reino de Dios necesita de operarios, de trabajadores, de hombres y mujeres que ponen la mano en la masa para construir el Reino de Dios.

Es impresionante como existen personas para diseminar lo que es equivocado. Como existe personas para diseminar chismes y mentiras; como existe operarios para operar el mal. Necesitamos ser operarios del Reino porque, muchas veces, incluso quien se dispone a ser operario del Reino trabaja para los dos reinos; esta aquí sirviendo a Dios, pero también esta operando para el mal, esta sembrando chisme y discordia, y el Reino de Dios no ocurre, pues incluso nos disponemos a trabajar para Dios, pero trabajamos también para el mal.

Dios necesita de nosotros para que Su Reino ocurra; y el Reino de Dios ocurra cuando la Palabra es proclamada

No podemos ser ovejas vestida de lobo ni lobos vestido de ovejas en el medio de nosotros. Necesitamos ser ovejas, corderos del Reino de Dios; necesitamos ser como el Cordero inmolado, ser el cordero que se inmola y se ofrece, necesitamos ser el cordero que se sacrifica para que el reino de Dios ocurra en nuestra casa, en nuestra familia, en nuestro trabajo, ocurra y se realice en el mundo donde nosotros estamos, en el mundo donde nosotros vivimos. Necesitamos anunciar el Reino de Dios.

No basta pararnos, reflexionar, rezar, contemplar y decir: “Que lindo que Dios esta aquí en nuestro medio”. El mundo esta sufriendo, esta dilacerado discordias, confusiones, mentiras y maldades… Él esta necesitando de operarios proclamar el Reino.

Lee más y conozca:
.:Nuestra confianza necesita estar centralizada en Dios
.:Corazón del Guerrero, morada de las virtudes

Terminando el mes de la Biblia, que nunca termine en nuestro corazón el amor, la pasión y el ardor por la Palabra, porque es la Palabra de Dios que necesita ser proclamada y anunciada, es la Palabra de Dios que necesita entrar en nosotros y salir de nosotros para el mundo.

La Palabra de dios tiene que ser anunciada en nuestra casa, en nuestra familia. La Palabra de Dios tiene que ser anunciada en el mundo en que estamos. Es solo la Palabra que convierte, salva, cura y transforma. Por eso, Dios necesita de nosotros para que Su reino ocurra; y el Reino de Dios ocurra cuando la Palabra de Dios es proclamada de arriba, hasta los techos.

Usemos, por favor, lo que nosotros tenemos, usa tus redes sociales, tus tecnologías para el bien, para proclamar y anunciar Jesús; y, de una vez por todas, este blindado contra el reino de las tinieblas que, muchas veces, estos medios traen para nuestro medio. Blindate contra el reino de confusiones de discusiones tontas y perdidas, porque no hay más tiempo para perder. El tiempo que tenemos es para anunciar y proclamar el Reino de Dios.

Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.