22 Feb 2019

El Señor eligió el apóstol Pedro para estar delante de Su Iglesia

Pedro tuvo debilidades, además, no le falto la asistencia del Espíritu Santo para superarlas y guiar la Iglesia de Cristo

“Y ahora yo te digo: Tú eres Pedro (o sea Piedra), y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia; los poderes de la muerte jamás la podrán vencer” (Mt 16, 18).

En el día de hoy, tenemos la alegría de celebrar la Cátedra de San Pedro. Celebramos, en la verdad, aquello que Dios edifico y construyo sobre la imagen de Pedro, Su Iglesia. Aquí no es simplemente el apostol Pedro, es Pedro como imagen de unidad, como imagen de quien debe unificar y, también, gobernar la Iglesia de Cristo.

Es importante entender la Iglesia de Cristo en su ministerio más profundo. Porque la Iglesia es el Cuerpo de cristo, donde Él mismo es la cabeza; Él mismo la gobierna y esta delante de ella. Pero Cristo cuenta con piernas, cabezas y brazos humanos para que Su Iglesia se extienda y se haga presente en todo el mundo.

La Iglesia institución, aquella necesaria para el gobierno, para organización y para la unidad del Cuerpo de Cristo; y la Iglesia carisma, la que se hace presente, la que evangeliza, aquella que esta en nuestra casa y en el mundo entero, son una sola Iglesia y una sola cabeza: Cristo Jesús.

El Señor no eligió los ángeles y tampoco los arcángel para estar delante de Su Iglesia, y sin personas humanas

Cristo quiere confiar y contar con nosotros, incluso, con nuestra debilidades humana, como también contó con la debilidad humana del apóstol Pedro. El Señor no eligió ni ángeles y tampoco arcángeles para estar delante de Su Iglesia, y tampoco personas humanas.

Y cuando miramos para las personas humanas, a comenzar por Pedro, nos damos cuenta que él tuvo debilidades. Además, no le falto asistencia del Espíritu Santo para superarla y para guiar la “barca” de Cristo. A lo largo de toda la historia, ya fueron 266 hombres que estuvieran guiando la “barca” de la Iglesia, son los sucesores del apóstol Pedro.

Cátedra es la silla. La silla de quien está allí para gobernar, guiar; para garantir la unidad del misterio de la fe, del misterio de la Iglesia. Con la celebración litúrgica de hoy, arriba de todo, nuestro papel en la edificación de la Iglesia de Cristo. Y, después, amar mucho la Iglesia, no despreciar y no caer en aquello que es la visión mundana, donde trata la Iglesia como si fuera una institución cualquier. Ella es una institución divina, aún que sea constituida por hombres pecadores, débiles, pero nunca le falto la ayuda del Espíritu Santo. La promesa de Jesús, la de que el infierno nunca puede vencerla, es porque el infierno nunca puede vencer el poder de Cristo.

Aún que tengamos hombres revestidos de debilidades, la gracia de Cristo es mayor que toda debilidad humana. Por eso, hoy, declaramos nuestro amor a la Iglesia, la unidad de la Iglesia; declaramos nuestro amor a aquel que esta en la cabeza de la Iglesia como representante de Cristo.

Francisco, tu es Pedro para nuestra Iglesia, y necesitamos que estés guiando la Iglesia de Cristo, para que ella sea siempre fiel al Señor

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.