13 Feb 2019

Lo que se convierte el hombre impuro es lo que sale de su interior

Es de dentro de nuestro corazón que salen las malas intenciones

“Y Jesús, llamando otra vez a la gente, les dijo: «Escúchenme todos y entiéndanlo bien. Ninguna cosa externa que entra en el hombre puede mancharlo; lo que lo hace impuro es aquello que sale del hombre.” (Mc 7, 14-15).

Más una vez, vemos la relación de Jesús con los fariseos. Ellos están preocupados con aquel que entrara para dentro de nosotros, con la comida, con los aspectos de los alimentos. Además, aún que se tenga preocupación con la cuestión higiénica de los alimentos, la impureza a cual Jesús se refiere es la impureza del alma, del corazón y de las intenciones.

En este caso, no es que viene de fuera que nos va sucia, y sí lo que ya esta dentro de nosotros. Es la maldad de nuestras intenciones y pensamientos; es el mal que, muchas veces, llena nuestros pensamientos. Impuro es aquel que pensamos, que esta guardado dentro de nosotros y, cuando soltamos, el veneno se expande, se esparce.

Por eso, el hombre interior cuida de su vida interior. Él cuida de lavarse, de purificarse. Él cuida, por encima de todo, del corazón de él.

Hay, en los día de hoy, una preocupación excesiva con los aspectos externos de la vida humana. Una preocupación con la belleza, donde la persona pasa el día todo para cuidar de sus trazos exteriores. Y, es muy bueno cuidar de sí mismo, de los aspectos de la salud, de la apariencia. Pero si tuviéramos, por lo menos, la misma preocupación con nuestro interior, las relaciones humanas serían otras.

De nada vale mostrar una cara buena, limpia, bien cuidada, si no cuidamos con la misma o con la mayor diligencia de nuestro corazón. Por que, lo que estropea la vida humana no es aquello que vemos, y sí lo que esta aguardado. Porque, cuando lo que esta guardado viene para fuera, él viene como una artillería, como veneno, como peligro.

Jesús habla que es de dentro de nuestro corazón que salen las malas intenciones, las inmoralidades, los robos, los adulterios, las ambiciones desmedidas. Es de dentro de nuestro corazón que salen todas estas cosas. Entonces, cuidemos bien de él, lo purifiquemos; cuidemos de lavar nuestra alma. Cuidemos de poner en orden los pensamientos que están en nuestra cabeza, pensamientos desordenados, sueltos, impuros, malicioso, porque juzgamos, condenamos, todo eso ocurre dentro de nosotros.

Purificando nuestro interior, tendremos lo mejor de nosotros para darnos unos a los otros.

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.