06 Aug 2019

El poder de la oración transforma nuestra vida

“Mientras oraba, su rostro cambió de aspecto y sus vestiduras se volvieron de una blancura deslumbrante” (Lucas 9, 29).

Hoy, celebramos la Fiesta de la Transfiguración del Señor, un acontecimiento Pascual en la vida de Jesús. Este hecho nos muestra que la vida del Señor camina siempre en el sentido de la Pascua, de la vida nueva y de la liberación, de la pasaje de todo lo que es viejo para lo que es nuevo.

La Pascua plena, vivida por Jesús en Su Resurrección, traemos también para nuestra vida y para nuestro cotidiano cuando aceptamos la invitación de Jesús para subir al monte Tabor.

El monte Tabor es, por encima de todo, el monte de la oración, el lugar del encuentro y del convivió con el Señor. Subir al monte Tabor es ponerse en la presencia del Señor. Ponerse en oración es ponerse en la presencia de Dios, es permitir que la presencia de Él invada nuestro ser, y nuestro ser sea sumergido en la bendición del Señor Nuestro Dios, en la presencia de Dios en nuestro medio.

Cuando sumergimos en la oración, nuestro ser también es transfigurado, nuestra mente, nuestro cuerpo, nuestra mentalidad y hasta nuestro físico. ¡Caminamos muchas veces tan agitados, preocupados y tensos! Entreguemos ese nuestro ser a la oración, sumergimos toda nuestra vida en la oración, porque la oración cambia las realidades.

El poder de la oración transforma nuestra esencia, transfigura nuestra esencia, cambia nuestra vida

La primera realidad que la oración cambia es nuestra realidad interior, es nuestra vida. El poder de la oración transforma nuestra esencia, transfigura nuestra esencia, cambia nuestra vida para aquello que llevamos de mundano en nosotros, lo que llevamos en la vida presente, transfiguremos por el sabor y por el tempero de la eternidad.

La oración transfigura nuestros sentidos a comenzar por nuestra propria mirada. Quedamos mirando para las realidad y, muchas veces, no encontramos luz, solución o tenemos una visión mundana de las cosas.

Nuestra mirada es transfigurada por la mirada divino, vemos la gracia de Dios, la mano de la acción de Dios, la luz de Él por medio de la oración. Nuestros oídos son transfigurados, nuestra capacidad interior de escuchar para que podamos escuchar el Señor y para que Él hable a nuestro corazón. ¿Y donde la transfiguración ocurre? En nuestra mentalidad y en nuestro corazón, donde la luz de Dios irradia en nosotros la vida nueva, ganamos placer por la Palabra de Dios, salimos de la realidad material donde estamos siempre acostumbrados y vivimos a cada momento para sernos llevados a una realidad sobrenatural.

Oremos en todo tiempo y lugar porque la oración transforma las realidades y, saliendo de la oración, es un placer entrar en la oración, volvemos para el mundo y para nuestra realidades para llevar el sabor del Evangelio al mundo donde estamos.

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.