07 Jul 2021

El Evangelio es la única novedad que transforma nuestra alma

“Diríjanse más bien a las ovejas perdidas del pueblo de Israel. A lo largo del camino proclamen: ¡El Reino de los Cielos está ahora cerca!” (Mt 10, 6-7).

Tenemos una misión noble en este mundo: sernos presencia de Jesús en el mundo donde estamos. Es el propio Jesús que, por el bautismo que nos ha conferido, nos dio la unción, la gracia para expulsarnos los espíritus malignos y para sanarnos las enfermedades.

Porque el mundo padeció de muchas enfermedades físicas, pero padeció, especialmente, de muchas realidades emocionales, mentales y espirituales. Necesitamos ser presencia de cura, necesitamos ser presencia amorosa en el mundo que padeció enfermo. Necesitamos ser presencia que exorciza el mal de la vida de las personas y de nuestra propia vida.

No podemos parecer delante de los espíritus negativos y pesimistas, delante de espíritus que llevan siempre a perversión, a la maldad, al engaño, a la ilusión. No podemos ceder al espíritu de la ganancia de este mundo; no podemos ceder al espíritu de la soberbia, de la envidia, del rencor, del resentimiento y de la tristeza. Expulsemos estos espíritus malignos de nuestra vida y de la vida de los nuestros.

La novedad sera siempre el Evangelio, porque él es la novedad siempre nueva

Por eso, Jesús esta ordenando que nosotros necesitamos ir primero a las ovejas perdidas de la casa de Israel. Y la casa de Israel es la casa de todos nosotros. Existen muchas ovejas perdidas dentro de nuestra propia casa cuando no, nosotros mismos estamos perdidos en nuestros pensamientos y sentimientos. Por falta de cuidado muchas ovejas perecen. Quien esta de pie, necesita cuidar para no caer. Tu ves, de repente, la pareja esta firme, siguiendo en Dios, y uno sigue otro camino, se desorienta y se pierde. Cuando ves el hijo que has cuidado, en la iglesia, tu estas cuidando para Dios, tienes orgullo de eso, pero cuida para no perderse en el mundo de hoy, delante de muchos caminos engañosos y seductores, es fácil.

Miremos para los nuestros y levemos a ellos la Buena Nueva del Reino: ¡El Reino de los Cielos esta cerca!

No dejemos que la ilusión el engaño, la mentira y los espíritus seductores del mundo en que estamos, pierdan los nuestros. Es necesario llevar la Buena Nueva de la salvación siempre para dentro de nuestra casa.

Cuidado, porque vivimos en el mundo de las novedades y las casas están se llenando de novedades; necesita cambiar la televisión, el celular, el computador, porque todo rápidamente perece, se convierte inútil y es aquella sede por las novedades. Los niños quieren novedades, los jóvenes quieren novedades. ¡No! Lo que parece ser novedad, luego se convierte viejo y obsoleto, no trae lo que el alma necesita.

La novedad sera siempre el Evangelio, porque él es la novedad siempre nueva, la única novedad que renueva, salva, transforma, cura y liberta nuestra alma. Por eso, llevemos para nosotros la novedad que renueva y salva, llevemos el Evangelio de salvación para los nuestros.

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.