25 Feb 2018

Jesús nos invita para subir al monte con Él

Jesús nos quiere delante de Su presencia divina y transformadora

“En aquel tiempo, Jesús tomó consigo a Pedro, Santiago y Juan, y los llevó solos un lugar aparte, sobre una alta montaña. Y se transfiguro delante de ellos” (Mc 9, 2-10).

En este segundo domingo de la Cuaresma contemplando Jesús en el Monte tabor. La pasaje de la transfiguración tiene un valor muy profundo para nuestra vida practica: subir al “monte” no significa que estamos huyendo de la realidad o del mundo, de lo contrario, las realidades visibles y mundanas que nosotros vivimos, nosotros las transformamos y la transfiguración por el poder de la oración. “Transfiguramos” por la gracia de Dios nuestra realidad humana.

Nosotros somos seres humanos, pero venimos de Dios que es puro Espíritu y, cuando nos transfiguramos por la vía espiritual, podemos tener la seguridad de que miramos y transformamos el mundo que esta a nuestro lado.

Podemos decir que las cosas no cambian, y ellas pueden incluso no cambiar “allá afuera” además, cuando cambiamos el “mundo” dentro de nosotros, pasamos a mirarlo de una forma totalmente diferente: una mirada de fe. Transformados y transfigurados, las cosas cambian dentro de nosotros.

La invitación de Jesús a nosotros, es lo mismo que Él hace a Pedro, Santiago y a Juan. Él quiere tomarnos de la mano y llevarnos para el monte, y así, quedarnos delante de la presencia de Dios, y delante de ella, el Señor, transfigura y transforma nuestros sentidos. Delante de la presencia del Señor, nosotros lo vemos dentro de nosotros y lo escuchamos hablar a nuestro corazón. Delante de ella proclamamos la gloria de Él entre nosotros y podemos decir: “Como es bueno, Señor, estar contigo, estar a Tu lado”.

Por eso, es importante a cada día de nuestra vida, “subimos al monte”, es decir, dejamos de lado lo que hacemos, la rutina de la vida y las acciones cotidianas, para ponernos en la presencia del Señor. Así, nuestro ser es transformado, nuestros sentidos son iluminados por la gracia y por la presencia divina. El poder sagrado de la oración transforma y cambia lo que nosotros no cambiamos solo con la fuerza humana.

No podemos abrir mano de estar en el monte y solo con Jesús, para que nuestra vida sea, a cada día, transfigurada por Su presencia.

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote da Comunidade Canção Nova, jornalista e colaborador do Portal Canção Nova.

https://www.facebook.com/pe.rogeraraujo/?fref=ts

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.