04 Jul 2021

La Iglesia es fundamentada en la fe y en la misión de Pedro y Pablo

“Y ahora yo te digo: Tú eres Pedro (o sea Piedra), y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia; los poderes de la muerte jamás la podrán vencer” (Mt 16, 18).

Tenemos, hoy, la gracia de celebrarnos los apóstoles Pedro y Pablo. Dos hombres con debilidades, dos hombres limitados, pero dos hombres que se abrieron para la gracia de Dios y se convirtieran instrumentos de salvación de Dios.

Cuando miramos para los dos podemos volvernos para nosotros porque también somos debilitados, y Dios elige los instrumentos que, humanamente incluso puedan parecer despreciables, para convertirse instrumentales de la salvación.

Como Dios necesito de Pedro y de Pablo con las riquezas de cada uno, con los limites de cada uno y os convirtió instrumentos de Su gracia, la mirada de Dios también se volvió para nosotros. Necesitamos convertirnos instrumentos de la gracia de Dios.

Celebremos la comunión con la única Iglesia fundada por Jesús, sacramento necesario para nuestra salvación

Pedro, aquel pescador impulsivo, un líder, pero, al mismo tiempo, muy debilitado, cobarde; decía una palabra que daba coraje, pero después era el primero a desanimar, negó Jesús, pero fue muy amado, fue piedra elegida. Por eso, su nombre que era Simón pasó a ser Pedro, que quiere decir “piedra”, y sobre esta piedra que es Pedro, sobre la profesión de fe de Pedro, él que proclamo Jesús como el Cristo, el Hijo de Dios vivo es que el Señor edifica Su Iglesia.

La Iglesia de Cristo es fundamentada en la fe de Pedro, pero Pedro constituyo aquel que es el primer elegido para también cuidar de esta Iglesia. La Iglesia es guiada por el propio Cristo, Él es la cabeza de la Iglesia, pero la cabeza quiso contar con instrumentos humanos, como yo y tu. Y cada uno en su función, en su responsabilidad, en su misión, mientras es importante la vocación y la misión de cada uno.

Lee más y conozca:
.:
Apóstoles cansados
.:
Apóstoles de la esperanza

Hoy, miro para la vocación de Pedro, el líder, miro para la vocación de Pedro, aquel que fue el padre primero de nuestra fe, aquel que primero profeso la fe, para decir que nuestra Iglesia camina en la unidad con la cabeza que es Cristo y con su cabeza humana que es Pedro.

Pedro para nosotros, hoy, es Francisco, el sucesor de Pedro como todos los demás Papas que vinieron anteriormente con toda la importancia que tiene, para que Iglesia construida sobre él no sea jamás vencida por las puertas del infierno.

La Iglesia que tiene Pedro también tiene Pablo con todo su ardor misionero; el Pablo convertido, que se rindió a la fe, a Cristo y, una vez, rendido a Cristo, vencido por Él se convirtió un hombre lleno del Espíritu Santo, llevo a muchos corazones la mensaje del Evangelio, y ella llego a nosotros por la osadía de Pablo y por la entrega de Pedro.

Celebramos, hoy, nuestra fe católica, celebramos la unidad de nuestra fe; celebremos la comunión con la única Iglesia fundada por Jesús, sacramento necesario, esencial y fundamental para nuestra salvación. Celebremos Pedro, celebremos Francisco, aquel que es el Pedro para nosotros en los días de hoy, aquel que nos guía para la unidad de la Iglesia. Seamos construido a la unidad, seamos Pablo llevando la misión del Evangelio, la Palabra del Evangelio a todo los corazones.

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.