04 Oct 2019

Escuchemos la voz de la Iglesia

“El que los escucha a ustedes, me escucha a mí; el que los rechaza a ustedes, me rechaza a mí; y el que me rechaza, rechaza a aquel que me envió” (Lc 10, 16)

Necesitamos escuchar Jesús por encima de cualquier cosa, de cualquier persona o situación. La verdad, sin embargo, es que estamos en un mundo infestado de noticias por todos los lados en épocas de avanzaos tecnológicos, en épocas de redes sociales, llegando noticias todo tiempo, en una velocidad sin fin.

Nuestras redes, entre ellas el WhatsApp, reciben, a cada momento, noticias de eso o de aquello; muchas veces, noticias falsas que recibimos y acogemos sin ni mismo meditar, reflexionar, sin saber lo que recibimos es una noticia verdadera y se necesita ser noticiada y pasada delante.

La Palabra de Dios, hoy, esta llamando la atención para el siguiente aspectos: es necesario escuchar la Iglesia. “El que los escucha a ustedes, me escucha a mí”. La Iglesia es aquella que habla en nombre del Señor. Entonces, en primer lugar, en el mundo de confusiones, incluso dentro de la propia Iglesia, tenemos una referencia de seguridad en nuestra fe. Necesitamos escuchar nuestro pastor, necesitamos escuchar la voz del Papa.

Hay, en nuestro medio, aquellos que se creen sabios, doctores, conocedores que quieren contestar hasta el Papa. El Santo Padre no es infalible como persona, él es infalible como aquel que nos guía en la vivencia de la fe.

La habilidad papal es una verdad de la fe, entonces, mientrars él nos guía en la fe, estamos yendo astras de él y caminando con seguridad. Por eso, la Iglesia tiene más de dos mil años de historias, porque sigue la fidelidad a tu Señor.

Necesitamos escuchar la voz de la Iglesia, porque ella es madre y tiene un padre, que es Dios, y también tiene el Papa y los pastores

Escuchemos la Iglesia, escuchemos lo que habla el Papa. Puede haber buenos predicadores que hablan bonito, que hagan curas, que prometan milagros, que aumenten la voz y utilicen expresiones lindas, otros incluso utilizan de ironías. Necesitamos escuchar la Iglesia, ella es madre y tiene un padre, que es Dios, y también tiene el Papa y los pastores.

Tenemos, hoy, el ejemplo de San Franscisco de Asís, que estamos celebrando. Francisco se hizo el hombre siervo de la Iglesia, se puso a sus pies. Él no vino para contestar la Iglesia, pero para convertirse siervo de ella, por eso se convirtió santo y es una referencia de fe.

En el mundo de muchas confusiones, donde cada uno quiere llevar el pensamiento para un lado, quiere tirar la sabiduria para tu pensamiento, quiere llevar la voz y hablar en nombre de Dios, porque tiene argumentos y sabe hablar, Dios, muchas veces, habla por el silencio de la Iglesia, Yo prefieron bajar mi cabeza para escuchar mis pastores que levantar los oídos para escuchar los lobos que utilizan de la Iglesia para causar dispersión, confusión y sembran la discordia.

Estamos con el Papa Francisco, estamos con nuestros obispos, estamo con la Iglesia del Señor, como San Francisco. “ El que los escucha a ustedes, me escucha a mí; el que los rechaza la Iglesia, la voz de la Iglesia, la voz del Papa, a mí desprecia”, dijo el Señor. Por eso, estoy con la Iglesia, estoy con los Papas y pastores, y quiere permanecer con Jesús.

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.