10 Sep 2022

Edifique tu casa sobre la Palabra de Dios

“O les diré a quién se parece todo aquel que viene a mí, escucha mis palabras y las practica. Se parece a un hombre que, queriendo construir una casa, cavó profundamente y puso los cimientos sobre la roca. Cuando vino la creciente, las aguas se precipitaron con fuerza contra esa casa, pero no pudieron derribarla, porque estaba bien construida” (Lucas 6,47-48).

Mis hermanos, Nuestro nos invita, en este día, a construir nuestra casa sobre la roca. En este més especial de la Palabra de Dios, la Palabra es nuestra roca, Jesús es nuestra roca. Somos llamados a practicar las enseñanzas de Nuestro Señor y no solo escucharlas como un buen oyentes o como alguien que le gusta de oír la Palabra; solo le gusta de oír. ¡No! Es necesario oír y es necesario practicar la Palabra.

Jesús contó aquí, hizo esta comparación para decir que aquel que escucha la Palabra y pone en practica es semejante a alguien que construye tu edificio, tu casa en un lugar apropiado. Y muy interesante aquí los verbos que Nuestro Señor uso: “cavó profundamente” – cavar. “Puso sobre la roca”, y, después, dijo que esta base estaba sobre la roca.

Para construir la casa es necesario cavar, para que nuestro edificio espiritual, nuestra fe sea segura, mis personas, necesitamos ir fondo, es necesario ir a fondo, buscar el fundamento, estudiar nuestra fe, estudiar la Palabra de Dios. Encontrar la base, realizar la base.

¿Cómo que se hace la base de una casa? Cimiento, arena, piedra. Tiene que ser allí algo substancioso para que se pueda hacer la base. Podemos decir que este cavar es ese estudio, la base es la vida de oración, es la vida en Dios. Es la roca, por supuesto, es el lugar correcto, es Cristo. No basta cavar po cavar, hay que cavar y encontrar la base – el Cristo, la roca – y en Él edificar.

Teniendo nuestra casa en la roca, que es Jesús, nada nos va afectar

Mis hermanos, que el Señor nos ayude, en este día, a buscar, a excavar, a estudiar la Palabra, a leer la Palabra, a edificarnos a la Palabra de DIos. ¿Cuánto tiempo te dedicas a la Palabra de Dios? ¿Cuánto tiempo nos dedicamos a la Palabra de Dios?

No basta leer por leer, oír por oír, es necesario gastar tiempo para que el edificio pueda ser construido. Para que nuestra fe sea solida, es necesario cavar, es necesario realizar allí la base, tener los fundamentos y construir en el lugar correcto – en Jesús -, nuestra roca, nuestra salvación.

Entonces, vamos sí perder tiempo para dedicar a la Palabra de Dios. Cavar, poniendo la base, el fundamento sobre la base (Jesús), para que nuestra casa no se debilite con los vientos de las falsas doctrinas, para que nuestra casa no pueda ceder por cuenta de una enfermedad, por cuenta de la muerta de alguien.

¡Muy edificados en Cristo, excavando allí, teniendo en nuestra casa en la roca, que es Jesús, nada no va afectar, nada va destruir nuestra casa!

Edifiquemos nuestra casa sobre la Palabra de Dios, ganando tiempo y no perdiendo tiempo. En el estudio, en la oración y practicando, por supuesto, la Palabra. Nada va abalar aquel que esta con la Palabra de Dios. ¡El Señor no va te afectar, si tu estás con Él!

La bendición de Dios Todopoderoso. Padre, Hijo y Espíritu Santo.

¡Amén!


Padre Márcio Prado

Sacerdote da Comunidade Canção Nova.

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.