22 Oct 2019

Es necesario tener vigilancia en nuestra vida

“Estén preparados, ceñidos y con las lámparas encendidas” (Lc 12, 35).

Necesitamos estar vigilantes a cada momento, necesitamos ser personas atentas, despiertas y, aún durmiendo, necesitamos conservar el espíritu vigilante en nosotros.

Muchas veces, despiertos, parece que estamos durmiendo, y, cuando estamos durmiendo, no estamos durmiendo en Dios para que nuestra alma permanezca en la vigilancia del Espíritu. Vivimos en un mundo, en una época de muchas distracciones, y sepamos que la distracción robo nuestra atención.

Una persona esta caminando con su Smartfone en las calles y no se da cuenta quien esta al lado y, es elevado, es asaltado, es sorprendido, porque no estaba atento, no estaba vigilante; porque sus “riñones no estaban ceñidos y sus lámparas no estaban encendidas”.

Vivimos en un mundo de muchas conexiones, donde estamos conectados en la vida digital, estamos conectados con las cosas materiales, pero, muchas veces, nuestra vigilancia interior, nuestro corazón no están encendidos, no están atentos, no estamos cuidando de lo que pensamos, que hablamos y que guiamos al otro.

Muchas veces, ni pensamos en las palabras que salen de nuestra boca, ni pensamos en las actitudes y en los gestos que tenemos para con el otro, sea por la falta de atención o por la atención inadecuada, desproporcionado, desmedida, la atención que no fue amorosa con el otro.

La espiritualidad de la vigilancia es del cuidado, es de aquel que esta preparado a cualquier momento

Es necesario tener vigilancia, tener lamparas encendidas. Cuando las lamparas están encendidas, la luz esta iluminando los camino, cuando ellas están apagadas no estamos viendo.

Encienda la luz del alma, encienda la luz del corazón, encienda la luz del alma, encienda la luz del corazón, encienda la luz de la mente y combatimos con todo nuestro empeño del alma las distracciones.

Hay sanas distracciones y, muchas veces, necesitamos de una buena lectura, una buena película, pero la verdad y el cuidado que necesitamos tener es con las cosas que esta robando nuestra atención y nuestro foco del esencial.

Dejamos nuestra mente suelta, nuestros pensamientos ser tomados por los devaneo y no estamos atentos a las personas hablando con nosotros. No estamos atentos con las cosas que están ocurriendo a nuestro lado, a nuestro alrededor, porque estamos llenos de cosas y conexiones a nuestro alrededor, en nuestra casa, en nuestra familia.

Sin ningún trauma, sin neurosis y sin exagero, necesitamos estar atentos. La espiritualidad de la vigilancia es la del cuidado, es de aquel que esta preparado a cualquier momento, de madrugada o amanecer para decir: “Estoy cuidando de mi vida a cada día con el cuidado que ella necesita tener”.

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.