12 Apr 2021

Dejémonos guiar por el Espíritu Santo

“Te aseguro que el que no renace de lo alto no puede ver el Reino de Dios”(Jn 3, 3).

El Reino de Dios esta en nuestro medio porque el Cristo Resucitado esta entre nosotros, pero, si no nacemos del Alto, no podremos ver el Reino de Dios. Las personas están preguntando: “¿Dónde esta Dios?”, “¿Dónde esta el Reino de Dios?”, porque nosotros miramos para el mundo y vemos solo el mundo marcado por maldades y crueldades. Incluso los seguidores de Jesús están perdidos en el mundo en que estamos porque no permitimos nacer de nuevo.

Estamos envejeciendo, estamos muriendo en nosotros porque estamos envueltos aún por nuestra mentalidad humana, revestida de muchas cosas mundanas y solo conseguimos ver el mal, a las fuerzas malignas y tenebrosas de ese mundo.

Cuando nacemos en Dios vemos el Reino de Dios, y es necesario renacer de Dios todos los días. Como dice la Palabra: aquel que viene de la carne es carne, pero quien nace del Espíritu se convierte un ser espiritual, un hombre espiritual.

Si nos dejamos guiar por el Espíritu, es en la luz de él que guiaremos nuestra vida

No neguemos nuestra humanidad, de forma alguna. Somos personas humanas, vivimos en este mundo con todas las exigencias que la humanidad tiene, pero toda nuestra humanidad revestida de debilidad, recibe la gracia de ser fortalecida por el hombre y por la mujer espiritual que nos convertimos.

Fue eso que el bautismo realizo en nuestra vida, pero si no cultivamos nuestro bautismo, si no revestimos de la gracia bautismal, no seremos espirituales, no seremos revestidos del Espíritu que esta en nosotros; viviremos de forma mundana y material, vueltos siempre para las cosas de este mundo.

Hablamos todo el tiempo de compras, de perdidas, de dinero, de política y economía; solo hablamos de utilidades, de las agresividades humanas, pero aquel que nace del Espíritu habla de las cosas de él. Nosotros hemos convertido aquella persona aérea, porque no somos ángeles; somos personas humanas, tenemos que trabajar, tenemos que cuidar, tenemos cuentas para pagar, tenemos situaciones para solucionar. Pero el hombre de Dios mira para las cosas del mundo con la mirada de Dios, porque nace de Él, porque se convirtió un hombre de Él, se convertido guiado por el Espíritu.

No guiamos nuestra vida en la carne, pero en el Espíritu. Porque, si nos dejamos guiar por la carne, nuestras actitudes van ser actitudes mundanas, agresivas y negativas, pero, si dejamos guiar por el Espíritu, es en el Espíritu y en la luz del Espíritu que guiamos nuestra vida.

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.