25 Dec 2018

Contemplemos nuestro Salvador

Bendito sea tu divino Hijo Jesucristo, Nuestro Señor y salvador, Dios vivo y presente en nuestro medio

“Y la Palabra se hizo carne y habitó entre nosotros. Y nosotros hemos visto su gloria, la gloria que recibe del Padre como Hijo único, lleno de gracia y de verdad” (Jn 1, 14).

Contemplamos y adoramos Jesús. Hoy, volvemos enteramente para Él. ¿Lo que podríamos reflexionar, en este día de hoy, que se llama Navidad? Nacimiento. Contemplamos Aquel que nació. Contemplamos Aquel que vino a nuestro encuentro para Salvarnos. ¡Contemplamos el divino Salvador, la Palabra eterna de Dios, el Verbo eterno encarnado, vivo y presente en nuestro medio! Imagine cuanto que el nacimiento de un niño trae alegría para una casa, para una familia, para los padres. Imagina la alegría que, hoy, debe resonar en toda la eternidad, porque un hijo nos fue dado, porque Dios esta encarnado, presente y vivo en nuestro medio.

La alegría que celebramos, hoy, no es la alegría que viene de aquello que son las futilidades humanas. Es la alegría que viene como un don divino y celeste. Es la alegría de tener la seguridad de que no estamos abandonados, no fuimos dejados de lado, no fuimos olvidados; por el contrario, fuimos más que recordados, fuimos enteramente amados por Dios.

Alguien podría preguntar como Dios podría quitarnos de la trampa del mal, del pecado que nos aparto y nos separo de Él. Él no mando nadie, Él mismo vino estar entre nosotros. Él vino vivir entre nosotros y ser uno de nosotros.

Nada podría ser tan divino como ese amor que Dios tiene por nosotros: amor encarnado, amor que asume nuestra humanidad, que se hace uno de nosotros en aquello que vivimos y somos.

Bendito sea Dios. Bendito sea tu divino Hijo Jesucristo, Nuestro Señor y Salvador, Dios vivo y presente entre nosotros.

Quiero más que desear feliz Navidad, una noche o un día feliz. Quiero, del fondo de mi corazón, pedir que podamos estar alrededor de Jesús, que lo celebremos y lo amemos, que llevemos Jesús como grande don y dadiva, como el grande presente que podemos ofrecer unos a los otros en este día.

Que nadie quede triste, que nadie esté centrado y preocupado con sus cosas. Alegrémonos en Él, por Él y con Él, porque el Señor vino para ser nuestro Salvador.

¡Feliz y bendecida Navidad!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.