30 Mar 2022

Vive plenamente la experiencia del amor con El Padre

“En aquel tiempo, Jesus respondió a los judeos: “Mi padre trabaja siempre, pero también yo trabajo”. Entonces, los judeos todavia más procuraban matalo, porque lejos de violar el sabado, llamava Dios de su padre, haciendo-se asi, igual a Dios. Tomando la palabra, Jesus dijo a los judeos: En verdad, en verdad les digo, el hijo no puede hacer nada por sí mismo, él hace apenas lo que ve el padre hacer. Lo que el Padre hace, el hijo lo hace también. El padre ama al hijo y muestrale todo lo que Él mismo hace” (Juan 5, 17-20) 

Que hermoso es este texto de la comunión de Jesús con el Padre. Que belleza poder tocar en esta intimidad de Jesús con el Padre y definitivamente, aprender también a ser íntimo de Él. Lo que este tiempo cuaresmal quiere hacer con cada uno de nosotros es colocar nuestra dinámica de intimidad por la oración, por la caridad, por el ayuno, por las prácticas de piedad, obras de misericordia que vivimos. 

Vamos aprendiendo del corazón de Dios, vamos aprendiendo del corazón de Cristo esta intimidad. Las obras de piedad necesitan llevar a esta intimidad con Dios. No hacemos caridad. No! Hacemos caridad para tornarnos íntimos de Jesús con el Padre., vean las palabras de Jesús: El padre trabaja, yo también trabajo, el padre hace, yo también hago, El padre me ama y yo también amo. Expresiones que hablan de esta intimidad de Jesus, pero que provocan mucha envidia y mucha rabia en el corazón de los escribas y de los maestros de las leyes. 

Esto aquí no es de hoy, eso aquí no fue de dos mil años atrás, esto aquí es desde Caín y Abel, aquella vida de Caín con relación a su hermano Abel, porque Dios había puesto los ojos en la oferta de Abel, porque Dios estaba poniendo los ojos en la oferta de Abel. Esta envidia y esta rabia que nutre el corazón de estos hombres no pueden estar en nuestro corazón. 

Jesus quiere que todos nosotros entremos en esta dinámica de intimidad con el amor del Padre. 

Es el amor del padre que nutre el corazón de Jesus, y es el amor que necesita nutrir nuestro corazón! Nuestro corazón no puede alimentar de rabia, de envidia, de ciúme, de discordia.

Necesitamos actuar en comunión con el Padre, teniendo también nuestro corazón los mismos sentimientos de Cristo. 

Jesus afirmó; “El padre trabaja siempre y yo también”. Vea, el amor operativo unía los dos, el cielo que se inclinaba de amor por la humanidad. Lo que Jesus quiere no es provocar la envidia o ciumes en nuestros corazones por causa de la relación de Él con el Padre del cielo, pero Jesus quiere que todos adentremos en esta dinámica de intimidad con el amor del padre, quiere que todos nosotros experimentemos. 

El estaba apenas enseñando que todo lo que hicimos, como amigos en este mundo, la forma como amigos necesita tener el Padre como punto de apoyo, es nuestra relación con el Padre del cielo lo que determina todas nuestras actitudes.

Hoy, lo que usted puede hacer para tornar más parecido con el corazón de Cristo, haga! Lo que Dios suscitar en su corazón para que usted realice, hoy un trabajo de caridad, un gesto amor para con alguien, haga, comprendiendo que, en este gesto, usted asemeja más al corazón de Cristo, y usted tornase más íntimo del corazón del Padre. Esta es la alegría de nuestra vida:vivir plenamente la experiencia del amor del padre. 

Sobre todos nosotros, la bendición de Dios todo poderoso. Padre, hijo y espíritu santo. Amém


Padre Donizete Ferreira

Sacerdote da Comunidade Canção Nova.

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.