08 Oct 2018

Utilicemos de misericordia hacia el prójimo

En un mundo rodeado de miserias como el nuestro, estamos quedando más miserables, porque no sabemos usar de misericordia para con el prójimo

“¿Cuál de los tres te parece que se portó como prójimo del hombre asaltado por los ladrones?». «El que tuvo compasión de él», le respondió el doctor. Y Jesús le dijo: «Ve, y procede tú de la misma manera»” (Lucas 10, 36-37).

Una de las pasajes más bellas de las Sagradas Escrituras nos enseña, de forma muy bella y, al mismo tiempo, con una reflexión muy profunda quien es nuestro prójimo. Son tres personas religiosas, sean ellos los sacerdotes, los levitas o los samaritanos y, ante estos tres, un hombre esta caído al borde del camino; él fue robado y tenía como muerte al borde del camino.

Cada uno tenía sus ocupaciones y preocupaciones; y cuando estamos ocupados y preocupados con nuestra vida, no tenemos tiempo para quien esta caído, para quien esta postrado, con problemas y dificultades. Hasta cuando estamos ocupados con las cosas de Dios, con las reuniones, los trabajos y aquello que debemos hacer, no tenemos tiempo de ocuparnos con los que están caídos al borde del camino.

Es incontable a la multitud que esta caída al borde del camino. Son jóvenes que están postrados por causa de las drogas, son personas que están caídas y postradas por causa de depresión y por tantas enfermedades emocionales, son muchos de nuestros que están enfermos en los lechos de los hospitales, en nuestras casas y familias.

No podemos negar la gran cantidad de indigentes y hambrientos, personas que no tiene que comer, donde dormir y están pasando las más diversas necesidades que un ser humana puede soportar. ¿Qué hacer? La humanidad esta carente de buenos samaritanos. Todo cristiano debería ser un buen samaritano, pero, muchas veces, nuestro ser cristiano está más para el levita y el sacerdote del Evangelio de hoy. Demasiado ocupados con nuestras cosas, no tenemos tiempo para cuidar de los prójimos de nosotros y tampoco de los demás que están al borde del camino.

Somos selectivos incluso para amar, amamos quien queremos y no amamos quien el Evangelio nos ordena amar. Es necesario reflexionar sobre el Evangelio que elegimos vivir o el Evangelio que pretendemos vivir.

¿Quien es nuestro prójimo? Es aquel que usamos de misericordia para con él. En un mundo rodeado de miserias como el nuestro, estamos quedando más miserables que el mundo, porque no sabemos usar de la misericordia para con nuestro prójimo. ¡Que el Señor nos convierta!

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.