05 Dec 2021

Seamos la voz de Dios en los desiertos del mundo en que vivimos

“Este comenzó entonces a recorrer toda la región del río Jordán, anunciando un bautismo de conversión para el perdón de los pecados” (Lc 3, 3).

La gracia que contemplamos, hoy, en el Evangelio, es el Espíritu del Señor, es la virtud del Señor se dirigir a Juan, el hijo de Zacarías e Isabel, donde él esta en el desierto. Y una vez que la Palabra entra en Juan, una vez que la Palabra del Señor se apodera de Juan, él va predicar la Palabra, va anunciarla.

Juan se preparo para eso, se retiro, fue al desierto, lapido su corazón, vivió en la profunda comunión con Dios para poder comprender su propia misión. Un hombre elegido desde del vientre de su madre, separado, consagrado, pero él fue para poder anunciar y proclamar lo que era su misión: traer el corazón de los hombres para la conversión, para el perdón de los pecados.

Necesitamos ser la voz donde la Palabra de Dios viene para provocar conversión, cambio, para dar dirección al mundo

Lee más y conozca:
.:En el desierto de las emociones
.:Se busca un desierto

Juan era la voz que gritaba en el desierto. Tu puedes pensar que en el desierto no hay nadie. Hay pocas personas que están allá, pero cuando predico en el desierto, primero, estoy predicando para mi mismo, estoy anunciando para mi propio corazón que necesito de conversión, que necesito encontrar el camino del Señor y enderezarse mi propia vida. La voz que clama en el desierto de mi corazón, que resuena en el desierto de mi alma, va resonar en los corazones que están a mi lado.

Necesitamos abrir el corazón para que la Palabra de Dios provoque conversión y para que ella nos de la dirección para donde debemos caminar, por donde debemos guiar nuestra vida. Pero necesitamos, más que nunca, en los tiempos en que vivimos, ser la voz para la Palabra de Dios. Me gusta mucho de esta distinción, porque Juan no era la Palabra, él era la voz por donde la Palabra de Dios resonaba, y la Palabra es aquel que viene, que Juan anuncia, la Palabra es Jesús. Pero para que la Palabra de Jesús llegue en los corazones, Él necesita de mi voz, de tu voz.

¡Hay voz para todo! ¡Hay voz para cantar todo en lo que puedes imaginar! ¡Hay voz que es usada para provocar discordia y confusión; cuantas voces usadas para, divulgar en el mundo mentiras, fakes news, divulgar confusiones! Cuantas voces son usadas para, realmente, causar disturbio en la vida de los demás.

La grande pregunta: ¿Qué voz estoy siendo en el mundo en que estoy? ¿Dónde es que resuena mi palabra? ¿Dónde mi palabra llega, ella provoca vida y conversión? Hay gente que usa la voz solo para hablar de chistes, muchas veces, inmorales, indecentes; otros usan la voz para hablar mentiras, para hablar eso o aquello.

Necesitamos ser la voz de Dios, necesitamos ser la voz donde la Palabra de Dios viene para provocar conversión, cambios, para dar dirección para el mundo en que estamos. Como Juan fue, seamos también, hoy, la voz de Dios en los desiertos del mundo en que vivimos.

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote da Comunidade Canção Nova, jornalista e colaborador do Portal Canção Nova.

https://www.facebook.com/pe.rogeraraujo/?fref=ts

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.