19 Jun 2019

Necesitamos ser justos con los demás

“Guárdense de las buenas acciones hechas a la vista de todos, a fin de que todos las aprecien. Pues en ese caso, no les quedaría premio alguno que esperar de su Padre que está en el cielo” (Mt 6,1).

La primera verdad que la Palabra de Dios, hoy, provoca en nuestro corazón es que nosotros necesitamos practicar la justicia, necesitamos ser justos. La justicia tiene varias extensiones, y nuestra primera justicia es para con Dios. Como necesitamos ser justos para con Dios, porque Él nos ama, Él es Padre y necesitamos retribuir ese amor para con Él.

La forma de ser justos para con Dios es amando y adorando a Él con nuestras oraciones. Cuando, sin embargo, fuimos amar a Dios, ser justos en nuestra relación con Él, no podemos hacer propaganda ni decir para todo el mundo, aún más en la era virtual, aún más hoy, donde todo es propagado tan fácilmente.

Yo busco la forma de rezar sin que nadie mire. Hay aquellos que quieren decir: “Yo rezo mil Ave María. Yo rezo no sé cuantos coronillas por día”. Necesitamos rezar mucho, más de lo que imaginamos, pero necesitamos hacer eso en la gratuidad, porque, sino, la gran cantidad de oraciones que queremos hacer no tiene valor evangélico ninguno, porque queremos ser curtidos, valorizados, aplaudido, recordados y exaltados, porque realizamos incluso nuestra oración.

El medio de ser justos es ejerciendo la caridad

Necesitamos ser justos con los demás, y el medio de senos justos es ejerciendo la caridad. ¡Como necesitamos practicar la caridad, cuidar de los pobres, dar esmolas! Pero no hagamos propaganda, no hagamos como aquel alcalde que no hizo más que su obligación creando una guardería, pero tiene que poner la placa mayor para decir que él hizo.

Nuestras obras de caridad, nuestro amor evangélico y nuestro cuidado no pueden ser propagados, pero no podemos dejar de hacer, porque nosotros no solo olvidamos, como no nos aplicamos en ser justos en el mundo tan injusto como el mundo en que estamos, donde muchas personas sufren con la falta de justicia, pasan hambre, indigencias, necesidades, están sufriendo en hospitales y en muchas otras cosas. Desanimamos, y, en las pocas veces que hacemos algo, queremos propagar.

Necesitamos contagiar ese mundo con la caridad. A veces, hago cuestión de llamar atención: “¡Mira, tiene pobres necesitando de ayuda!”, jamás propagar lo que queremos hacer, pero necesito llamar atención para lo que no estamos haciendo.

Necesitamos ser justos y practicar la justicia con nosotros, necesitamos hacer penitencia, sea por ayuno o por otras obras penitenciales, pero sin placas, “Mira, estoy de ayuno. Mira, estoy de penitencia”.

Mira para Dios, para lo que tu practicas por su conversión, por su crecimiento interior. Si tu haces propaganda, ya has perdido el sentido evangélico de todo que hace.

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.