19 Nov 2019

Permitamos que la gracia de Jesús entre en nuestra vida

“Cuando Jesús llega al lugar, levantó la mirada y dijo: “Zaqueo, baja deprisa. Hoy me quedaré en tu casa” (Lc 19,4)

Zaqueo se esforzó y rompió con toda la multitud para poder subir al árbol para ver a Jesús, pero antes que Zaqueo pudiera ver a Jesús, Él ya lo había visto. Jesús conocía a aquel hombre. Una vez que ese hombre se abrió para ver a Jesús, su gracia entró en su casa, en su vida, la gracia de Jesús transformó la vida, el corazón, la casa y la familia de Zaqueo. “Hoy ha llegado la salvación a esta casa”.

Cuando la salvación entra en una casa, la salvación cambia la casa, el comportamiento, la mentalidad y las actitudes. La Luz de Jesús vino a cambiar nuestra vida, para que no quedemos estancados y conformados con nuestra vida del modo en que se encuentra.

Zaqueo pasó toda la vida trabajando de forma honesta, luego deshonestamente, era un publicano, un cobrador de impuestos, se enriqueció de forma ilícita. De alguna forma, algo lo incomodaba, movía su conciencia y con su interior, tenía todo lo material, pero su mente estaba oscurecida, algo lo incomodaba.

Permite, hoy, que la gracia de Jesús, que su presencia entre en su casa, en su corazón, en su mente y en todo tu ser

Él fue a buscar en Jesús la luz y la salvación ante lo que lo perturbaba en su mente y en su corazón. Cuando Jesús entró en la casa y en la vida de Zaqueo, se encendió una luz; tomó conciencia de que lo había defraudado, del mal que había hecho y, sobretodo, de la administración que hacía de sus bienes para compartir con los más pobres y necesitados.

En el momento que Zaqueo recibió a Jesús, su corazón se rompió y nuevas actitudes surgieron en su vida.

Cada vez que la luz de Jesús entra en nuestra vida, irrumpe nuestro corazón, irrumpe primero para que tomemos conciencia de nuestro pecado, de nuestra fragilidad, errores, egoísmos, de nuestra comodidad. Cuando la luz de Jesús entra en nosotros irradia nuevas actitudes, nuevos comportamientos, logra realizar una verdadera metanoia, un cambio de mentalidad, porque muchas estamos presos, detenidos en esa única manera de pensar la vida y no logramos ver el horizonte de la fe que nos apunta nuevos caminos.

Por eso, la luz de Jesús entró en nuestra casa, en la vida, en el corazón y en la mente de Zaqueo. Permite, hoy, que la gracia de Jesús, que su presencia entre en su casa, en su corazón, en su mente y en todo tu ser para que irrumpa algo nuevo. Romper con lo que es viejo para abrazar la gracia nueva de Dios cada día.

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.