09 Apr 2021

El Resucitado ilumina las tinieblas de nuestro corazón

“Vengan a comer. Ninguno de los discípulos se atrevía a preguntarle: “¿Quién eres”, porque sabían que era el Señor” (Jn 21, 12).

Hasta los discípulos llegaren a la conclusión de que era Jesús quien estaba en el medio de ellos el Señor necesito trabajar aquellos corazones. El corazón de aquellos discípulos aún estaba movido por la incredulidad, por la ignorancia de no conocer las Escrituras y a verdad de Dios.

Jesús, el Resucitado, ya había manifestado a ellos, pero ellos aún no habían sido libertos totalmente del miedo, de los temores de os recelos de las dudas y de las inquietudes. Los discípulos de la otrora somos nosotros los discípulos de hoy, que seguimos Jesús que creemos en Él pero aún estamos llenos de miedos de dudas, de inquietudes e inseguridades.

Caminamos mucho aún en e medio de la penumbra de la vida creemos que Él es la luz pero mucha veces nuestro corazón se vuelve más para las tinieblas para los miedos para las inquietudes, para las perturbaciones que viene a nuestra puerta. No sabemos lidiar con as perdidas ni con las frustraciones.

Permitamos que la luz de Cristo Resucitado pueda traer luz y paz para las inquietudes de nuestro corazón

El Resucitado parece a la orilla del mar de Tiberíades, en el medio de una gran frustración que los discípulos están viviendo. Ellos son pescadores, pero la pesca no está dando en nada; tiran la red para el lado y para el otro, pero nada de los peces aparecer, por eso e corazón esta en el desaliento esta frustrado. Un corazón desorientado, frustrado y desanimado no consigue ver el Resucitado.

El corazón que está en el desorientado no queda atento a la presencia de Dios que está en nuestro medio. No te iluda Dios no está con nosotros solo en la abundancia, Él esta con nosotros también en la carencia, en la frustración esta con nosotros en la victoria y también en a derrota; esta con nosotros en el éxito y especialmente cuando no tenemos éxitos en lo que realizamos. Pero Él trae la luz la dirección y por eso manda tirar las redes para el otro lado. ¡Escuche e Resucitado! Nosotros, muchas veces, estamos insistiendo en caminar en otra dirección.

Dejemos que la luz de Cristo nos muestre la dirección en el cual debemos caminar nuestra vida. No es porque siempre caminamos por aquí que tenemos que quedar aquí; los peces van para otros lados, y Dios sabe cual es la dirección para cual nuestra vida debe caminar.

Permitamos que a luz de Cristo Resucitado pueda traer luz y paz para las inquietudes de alma y de corazón.

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.