31 Jan 2022

El espíritu malo tiene el poder de dejar tu corazón enfermo

“Apenas había bajado Jesús de la barca, un hombre vino a su encuentro, saliendo de entre los sepulcros, pues estaba poseído por un espíritu malo. El hombre vivía entre los sepulcros, y nadie podía sujetarlo ni siquiera con cadenas. Varias veces lo habían amarrado con grillos y cadenas, pero él rompía las cadenas y hacía pedazos los grillos, y nadie lograba dominarlo. Día y noche andaba por los cerros, entre los sepulcros, gritando y lastimándose con piedras” (Mc 5, 2-5).

“El espíritu malo”, la traducción original es “el espíritu que sabe de la muerte”, y es ese espíritu que tiene el corazón de este hombre. Él domino aquel hombre con el miedo de la muerte, el opuesto de aquello que es el Espíritu Santo, que da la vida y nos enseña todo sobre la vida. Dice la Palabra que él estaba en medio de los sepulcros.

“Sepulcro”, en griego, quiere decir “memorial”, memoria de muerte; en la misma raíz de la palabra muerte, nosotros tenemos la palabra sepulcro, Aquel espíritu aprisiono el hombre en la memoria de la muerte. ¡Mira que fuerte! Aquel hombre solo pensaba en la muerte, él no pensaba más en la vida, él vivía constantemente para pensar en la muerte. El espíritu quito de aquel hombre la alegría, el convivio, la libertad, la esperanza, y es eso que el mal hace con nosotros: quita nuestra vitalidad, quita de nosotros nuestra capacidad de esperar en Dios.

Nos habla la Palabra que él fue al encuentro de Jesús. La fuerza de atracción del amor de Cristo es tan grande, que ni mismo el mal puede resistir a ella. Mira, ese hombre va al encuentro de Jesús. Dos situaciones de aquel hombre: nada puede amarralo y él se hiere con piedras.

El mal quita nuestra vitalidad, quita de nosotros nuestra capacidad de esperar en Dios

Dos puntos para reflexionar. El primer: nada consigue amarrarlo. Cuando nuestras relaciones están enfermas, no nos conectamos más a nadie, no conseguimos más tener nuestro corazón en nada, nosotros nos aislamos o rompemos con nuestras relaciones. ¡algo esta equivocado! El peligro del odio, del resentimiento, de la tristeza contra alguien, contra alguna situación, eso nos conecta tan fuerte al mal y nuestro corazón queda enfermo. Por eso, la importancia del perdón, la importancia de la reconciliación en nuestras relaciones – relaciones familiares, relaciones afectivas, relaciones en comunidad. El perdón necesita siempre reinar en nuestros corazones.

La segunda cosa: aquel hombre comienza a herirse con piedras. El problema lesionar es que el hombre comienza a hacerse mal a sí mismo. Existen personas que se hieren con navaja, con remedios, con veneno, con drogas, con opciones que saben que van hacerle mal, pero ellas insisten y siguen haciendo mal opciones. Hay mucha gente haciendose mal, hay mucha gente en la misma condición de ese hombre: oprimidos por un espíritu malo, un espíritu maligno que hace con que la persona se destruya a si misma, que ella quite su dignidad de hijo y hija de Dios y comience a hacerse mal.

¡Jesús expulsa ese demonio! Él habla: “¡Sal de él!”, porque solo Cristo puede devolvernos la vida, solo Cristo puede devolvernos la libertad. Lanzate a los pies de Jesús, presentate al Señor, hoy, la condición en la cual te encuentras, porque Él quiere libertar a ti, quiere hacer de ti una persona nueva.

Sobre todos vosotros, la bendición de Dios Todopoderoso. Padre, Hijo y Espíritu Santo. ¡Amén!


Padre Donizete Ferreira

Sacerdote da Comunidade Canção Nova.

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.