23 Jan 2020

El amor hace con que cuidemos unos de los otros

“Desde ese día, Saúl miró a David con malos ojos” (1 Sm 18, 9).

El pueblo esta exaltando a David porque él venció el gran filisteo, Golias. Entonces, comienza a clamar: “David mató a diez mil; Saul mató a mil; el hecho es que Saul quedo muy encolerizado. ¿Y por que Saul quedo encolerizado? La colera es el fruto de la envidia, en lugar de alegrarse con el bien que David hizo, unirse a él, por el contrario, Saul quedo con envidia de aquel que Dios realizo por medio de David.

Persona envidiosa es aquella que no se deja enviar por Dios pero por sí propia; ella es incapaz de alegrarse con los dones que Dios da al otro, con el bien que Dios hace por medio de los demás. Y el corazón que se llena de envidia, se llana de rabia, de resentimiento; y la primera cosa que hace es hablar mal. Dentro de tu corazón mata aquella persona que es causa de envidia.

Es, de hecho, eso que Saul esta haciendo; la cólera hizo con que él mate dentro de sí el amor, el sentimiento más noble que podía y debería tener por David, que vino para ser, por encima de todo, un colaborado. Pero no, porque, dentro de sí, él ya rechaza y mata David.

El amor hace con que cuidemos unos de los otros; el amor hace con que podamos proteger unos a los otros

Cuando en los resentimientos con alguien y ese resentimiento no es sanado, nosotros vamos matando esta persona dentro de nosotros; y, la primera cosa que ocurre es hablar mal. Entonces, es eso que ocurre, porque Saul va para Jonatas, el hijo de Saul, amaba mucho a David y era amigo de él. Él no sigue la cólera de Saul, por el contrario, se previne de la cólera de su padre; se aisla de lo que es cólera, rabia, él se blinda de aquel mal. Jonatas, en realidad, va advertir y ayudar su amigo.

Mientras la envidia mata y hace de nosotros personas coléricas, maliciosa; hace de nosotros personas que hablan mal una de las otras, el amor hace con que cuidemos unos de los otros, el amor hace con que podamos proteger a los demás. Esta es la actitud de Jonatas, que amaba profundamente a David que, por su vez, el amaba profundamente, porque había sinceridad, pura autentica. Y Jonatas va ser el escudo, mismo sabiendo de la cólera de su padre, para proteger su amigo.

No seamos personas del mal, de la envidia, no seamos personas de la cólera, y sí del amor, así como fue Jonatas, porque el amor liberta, protege, previne, pero la envidia nos destruye y nos lleva a destruirnos unos a otros.

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.