15 Apr 2022

Deja que el misterio de la entrega de Jesús toca tu corazón

“Se humilló hasta aceptar por obediencia la muerte y muerte de cruz. Por eso, Dios lo exaltó y le dio el Nombre que está sobre todo nombre” (Filipenses 2, 8-9).

Mis hermanos, hoy, Viernes Santo, es el día del gran silencio; es el día en que nosotros tocamos profundamente en la verdad del amor de Dios por nosotros. Hoy no hay misa, estamos sepultados con el Señor y contemplando lo que Jesús hizo por nosotros; contemplando lo que Nuestro Señor fue capaz de hacer para que nosotros nos sentimos profundamente amados.

Jesús eligio libremente probar el abandono de la parte del padre. En la celebración de hoy, escuchamos, en la Proclamación de la Pasión del Señor. “¿Dios Mío, mí Dios, por que me abandonaste?”. Jesús experimento ese abandono de la parte del Padre. ¿Pero por que Jesús experimenta eso? Porque Jesús eligio ocupar el último lugar. La peor soledad que Jesús podría experimentar, la mayor de todas las soledades que Él podría experimentar, fue el abandono de la parte del Padre, pero no porque Jesús estuviera lejos del Padre, y sí porque Jesús se puso en mi lugar y en el tuyo, por causa de la distancia que existia entre nosotros y el Padre del Cielo.

Extenda tu mano para el Redentor; y permita que la salvación de Él entre definitivamente en tu corazón

Por que Jesús hace esto: ocupa el último lugar; se pone en el último lugar? Para que nadie más puede decir: “¡Estoy solo”!. Porque, si Jesús esta en el último lugar, Él esta aún detrás de nosotros y nosotros estamos delante de Él, para que nosotros nunca más pudieramos decir: “¡Estoy solo!”.

Si tu pasas por alguna situación y viene a tu corazón el deseo de decir: “Estoy en el fondo del pozo; he llegado ahora en la última situación que podría vivir; no hay más nada a ser hecho, nadie esta por mí, nadie hace nada por mí”.. ¡Tire esto! Porque Jesús, al asumir el último lugar, quito de nuestro corazón esta soledad. Recordemos que: detrás de nosotros esta Jesús ocupando el último lugar, para que yo y tu estuvieramos vida; para que yo y tu experimentemos el amor del Padre del Cielo.

Hoy es el día, delante de la Cruz del Señor, de decir: “Te adoramos, Cristo, y Te bendecimos, porque por la Vossa Santa Cruz redimiste el mundo”. Es día de experimentar la redención de Jesús, de una forma muy concreta, muy real dentro de nuestro corazón. Deja que ese misterio de la entrega de Jesús toca tu corazón. Tu no estas en el ultimo lugar, tu no estas solo; tu no estas abandonado. ¡No hay como! Es posible. Extenda tu mano, hoy, para el Redentor; y permita que la salvación de Él entre definitivamente en tu corazón.

Sobre todos vosotros, la bendición de Dios Todopoderoso. Padre, Hijo y Espíritu Santo.

¡Amén!


Padre Donizete Ferreira

Sacerdote da Comunidade Canção Nova.

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.