24 Mar 2021

La Palabra del Señor nos liberta del poder del mal

“Si ustedes permanecen fieles a mi palabra, serán verdaderamente mis discípulos: conocerán la verdad y la verdad los hará libres” (Jn 8, 31 – 32).

La primera cosa es que necesitamos permanecer en la Palabra de Jesús y para permaneceros en ella necesitamos escuchar a Él, necesitamos dar atención necesitamos volvernos para la Palabra a cada día de nuestra vida. No podemos ignorar la Palabra, no podemos dejar de alimentarnos de ella, no podemos dejar que la Palabra de Jesús sea el centro.

Somos llenos de palabras, palabras del mundo, nuestras palabras, tenemos, incluso una forma de tener palabra para todo. Es necesario escuchar y guiarse por la Palabra de Jesús y, al mismo tiempo, permanecer en ella porque yo escucho, porque es bonita, pero no permanezco; salgo de ella, me vuelvo para mi palabra y la del mundo. Porque, si la Palabra de Él me graba amor en el corazón, viene otras palabras del mundo que habla de egoísmo de unos contra los otros y dejo esta Palabra de Jesús para permanecer en la palabra del mundo.

Tenemos que permanecer en la Palabra de Él porque, si nosotros permanecernos en Su Palabra, seremos de verdad sus discípulos. Después, si permanecemos en la Palabra de Él, conocemos a verdad.

La Palara de Jesús nos liberta del orgullo, de la soberbia, del resentimiento, de la tristeza y del poder del mal

Sé que muchos están usando con broma esta Palabra de Jesús, están usando para discurso político y ideológicos, están usando la Palabra de Jesús para fortalecer sus propias verdades que no son verdades. La verdad no es la verdad de cada uno, la verdad es la verdad de Dios, es la verdad sublime es aquel que conoce Jesús no de a boca para fuera y sí que tenga intimidad con Jesús y con Su Palabra.

Si permanecemos en Su palabra, nosotros conoceremos Su Palabra que es la verdad. Y esa verdad, que es la Palabra, nos liberta de la mentira de la ilusión de la fantasía, del engaño, de la hipocresía y de las maldades. La Palabra de Jesús nos liberta del poder de la ira, de la división y de la separación, La Palabra de Jesús nos liberta de orgullo, de la soberbia, del resentimiento, de a tristeza y del poder del mal.

Si queremos ser libertos de todo que nos engaña y nos ilude en la vida, es necesario permanecer en la Palabra. La verdad que nos liberta es la verdad de Jesús.

¡Cuidado! Porque, en nombre de discursos políticos e ideológicos, en nombre de convicciones personales, las personas quieren plantar sus propias verdades, incluso, verdades religiosas. Aquí es a verdad libertadora que solo Jesús nos da.

“Si, pues, el Hijo vos libertar, serán verdaderamente libres”. Libres del poder del mal, libres de aquello que nos prende y nos aprisiona, libres de aquello que nos mantiene rehenes… Seremos libres para alabar y para la gloria de Dios.

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.