17 Feb 2020

Supere las probaciones para lograr la perseverancia

“Hermanos, considérense afortunados cuando les toca soportar toda clase de pruebas. Esta puesta a prueba de la fe desarrolla la capacidad de soportar” (Sant. 1, 2-3).

Todos nosotros somos probados, y probación es, de hecho, lo que convierte la persona autentica. Cuando recibimos una pieza, una perla, una cosa que sea preciosa, necesitamos probar lo que, realmente, tiene valor, Yo recibí una parte del oro – y tu sabes que es hecha toda una prueba, porque tiene un oro falso, tiene oro que no es oro – , y cuando es oro mismo, él pasa por el fuego, por la probación y permanece inalterado, porque es de verdad.

¿La probación, para que sirve? Para producir personas autenticas, para autenticar que ese es de Dios, es justo, correcto. Quien no pasa por las probaciones de la vida no puede decir ni para si mismo que su amor es autentico. Mira, las parejas, sean novios o casados, las probaciones existen en la vida de ellos no para apartar uno del otro, pero ara se acercaren, es para ver si el amor es verdadero, autentico, genuino. Es mas fácil decir que amamos una persona cuando ella nos es favorable, pero; ¿cuando ella esta enferma, sufriendo? ¿Y cuando ella esta pasando por dificultad? Es aquí que el amor se convierte autentico.

Las probaciones que nosotros pasamos en la vida son, de hecho, mis hermanos, motivos para alegrarnos. ¿Como es que vamos alegrarnos si estamos siendo probados? Si estamos siendo probados, es porque estamos creciendo en la madurez, en la vida humana.

Superemos las probaciones para lograr, día a día, la perseverancia final

¡Mira por cuantas probaciones nosotros pasamos a los largo de la historia! Hay probaciones delante de las cuales nosotros sucumbimos. ¡Y una señal! ¡Mira, despierta! Tu aún no eres autentico en eso, tu necesita crecer en aquello… Y quien pasa por las probaciones y sigue delante produce el fruto más necesario para la fe, produce perseverancia.

¡Cuantas personas desanimaran, ya dejaran el camino, ya desistieran de Dios! ¡Y como nosotros desistimos de las situaciones de la vida! … Las personas se proponen: “Ah, ahora, voy hacer actividad física”. “Ah, yo no puedo”. Disculpa, pero la probación te derrumbo ya allí. “Ah, ahora voy ser una persona autentica en la oración”. En la primera dificultad, la persona para, es decir, no va producir perseverancia en nada en la vida.

Una persona que no es perseverante no logra sus metas, sus objetivos. Una persona que no persevera en Dios no logra el reino de los Cielos, porque solo logramos cuando superamos las probaciones.

Si queremos correr, vamos encontrar pruebas en el medio del camino, a comenzar por el cansancio, por la indisposición. Vamos imponer despacio, pero superando las pruebas, porque es superando que vamos perseverar en lo que hemos propuesto hacer, por eso no podemos rechazar las probaciones; al contrario, tenemos de superarlas para lograr, día a día, la perseverancia final.

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.