25 Jun 2019

El profano oprime lo que es santo y sagrado

“No den lo que es santo a los perros, ni echen sus perlas a los cerdos, pues podrían pisotearlas y después se volverían contra ustedes para destrozarlos” (Mt 7, 6).

Valorice lo que es sagrado es respetar y valorizar lo que es divino, es respetar, por encima de todo, Dios.

Vivimos en una sociedad donde el sagrado es desmenuzado, despreciado y pisado; pisado por los pies y por el corazón de los hombres, donde el profano se mezcla al sagrado, y el profano oprime lo que es santo y sagrado.

No podemos dar a los perros las cosas santas, y sabemos que los perros son simbolizados por la ira de los hombres, por la valentía de los hombres, simbolizados por las peleas y confusiones en las cuales los hombres mueven las relaciones humanas. No podemos tirar lo que es santo, despedazar lo que es sagrado y dejar que Dios no sea respetado.

Necesitamos evitar peleas, discusiones que no llevan a nada, que solo llevan las personas a burlarse y despreciar lo que es sagrado. Solo quien experimenta lo que es sagrado sabe el valor de lo que es sagrado. Quien no experimenta, quien no hace la experiencia mística, verdadera y autentica de una relación con Dios no sabe valorizar lo que es de Él.

No podemos tirar lo que es santo, despedazar lo que es sagrado y dejar que Dios no sea respetado

Muchas veces, queremos convencer las personas por la fuerza del argumento, queremos obligarlas a pensar y creer como nosotros. Nadie va pensar, nadie va creer en lo que no experimento. La fe que, muchas veces, se impone a los demás no da frutos auténticos ni verdaderos, por el contrario, ella engendra frutos de rebeldía, de confusiones y así por delante.

La fe es aquello que nos transforma por dentro, es que hace de nosotros personas mejores. Personas de fe no pueden ser como los perros, valientes en la ira. Aquellos que experimentan lo que es sagrado, llevan en la mansedumbre evangélica, en el espíritu evangélico, los valores sagrados en el mundo que esta profanado, pero sin jamás dejar profanar lo que es santo.

Hay en todas nuestras redes sociales, discusiones, peleas sobre eso y lo que, y son discusiones tontas cuando no llevan el principio de respetar el sagrado.

El primero sagrado es Dios, y todo lo que pertenece a Él es sagrado. El ser humano también es sagrado. Cuando somos llevados a no respetar la otra persona, agredir otra persona, nosotros mismos perdemos la referencia del sagrado, de lo que es santo. Por eso, busco vivir mi fe, mis devociones, mis convicciones religiosas sin necesitar agredir nadie. Y si el mundo nos agredí, porque no respeta nuestra fe, aprendemos con el Maestro a no dar la misma moneda. Si el mundo viene con lo que es profano, respondemos con lo que es sagrado.

El sagrado para nosotros es el amor de Dios, es amarnos unos a otros.

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.