12 Apr 2022

¡Tu eres llamado a ser discípulo muy amado de Jesús!

“Después de decir esto, Jesús se estremeció y manifestó claramente: «Les aseguro que uno de ustedes me entregará:. Los discípulos se miraban unos a otros, no sabiendo a quién se refería” (Jn 13, 21-22).

Miren, mis hermanos y mis hermanas, el gesto de Jesús en la cena con sus discípulos, pero un gesto interior que, viene para el exterior. Nos habla la Palabra que Jesús quedo profundamente conmovido.

¿A quien le gusta ser traído? ¡Nadie! A nadie le gusta de ser puesto para tras. Y Jesús, en su humanidad – porque Jesús es 100% hombre -, siente el dolor de ser traído. El gesto de Judas Iscariotes toca profundamente a Jesús porque Él ha traído la confianza de Él. Judas toco en ese punto de confianza. y aquí nosotros vemos que fue una dupla traición, porque, en primer lugar, Judas desconsidero Jesús; Judas ha traicionado la confianza de Jesús; pero, por un otro lado, Judas acabo poniendo Jesús en riesgo; poniendo Jesús en las manos de aquellas personas que, después, mataron a Él. Judas, en la realidad, mato a Jesús dos veces. Y nosotros sabemos como es el dolor de una traición. ¡Como es terrible cuando alguien experimenta una traición!

Somos llamados a vivir la experiencia de Juan, el discípulo amado, que esta al lado de su Señor hasta las ultimas consecuencias

Lee más:
.:María, modelo de discípulo
.:La amistad es un don que Dios nos ofrece

Y, hoy, al contemplar esta Palabra, tal vez, tu, que estés leyendo a esta homilía, esta pasando por una situación así: una traición en la familia; en el matrimonio; en una amistad; en una relación. Y, hoy, tu necesita sumergir tu corazón en el corazón de Cristo, que experimento profundamente el dolor de la traición. Nosotros diriamos que ese fue el primer golpe de la Pasión de Jesús; una herida en su relación de amistad con Judas, porque Jesús quería muy bien a Judas, así como a todos los discípulos, entonces, fue el primer golpe.

Ahora, entre los discípulos – para nosotros, hoy, es muy facil decir: “Fue Judas el traidor” – pero los discípulos, nos habla la Palabra, comenzaron a mirar unos para los otros; ellos comenzaron a examinaren. y es bueno que nosotros hagamos ese gesto; es bueno que nosotros miremos para dentro de nuestro corazón y miremos también nuestras tradiciones a Jesús; nuestras infidelidades a Nuestro Señor. La Semana Santa no puede ser teatral, ella tiene de ser vivencial; y ese misterio necesita tocar mi vida y la tuya para un buen examen de consciencia.

En esta Última Cena de Jesús, con sus discípulos, al lado de Judas, aparece Juan, el discípulo amado. Aquel que estaba apoyado en el pecho de Jesús, en la Última Cena. ¡Que privilegio Juan tuvo! ¡El privilegio de escuchar el  corazón de Jesús; escuchar las batidas del corazón del Redentor! Y eso habla mucho para nosotros, pues Juan no era un privilegiado solo porque podría tener informaciones privilegiadas; podría saber quien era el traidor; ¡no es eso! El más importante es que nosotros nos pongamos en el lugar de Juan.

Nosotros no somos llamados a vivir la experiencia de Judas; somos llamados a vivir la experiencia de Juan, el discípulo amado, que esta al lado se su Señor hasta las últimas consecuencias. Juan estaba allí porque necesitaba amar más; necesitaba consolar el corazón de Jesús; necesitaba ser un bálsamo; un refrigerio para el corazón herido de Jesús. ¡Y nosotros somos llamados a eso, esa es nuestra vocación!

Sobre todos vosotros, la bendición de Dios Todopoderoso. Padre, Hijo y espíritu Santo.

¡Amén!


Padre Donizete Ferreira

Sacerdote da Comunidade Canção Nova.

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.