26 Oct 2019

La vigilancia es importante para evitar tragedias

“¿O creen que las dieciocho personas que murieron cuando se desplomó la torre de Siloé, eran más culpables que los demás habitantes de Jerusalén? Les aseguro que no, y si ustedes no se convierten, todos acabarán de la misma manera” (Lc 13, 4-5).

Jesús esta hablando sobre las tragedias que ocurren con los galileus, en el cual Pilatos mató mezclando tu sangre con sacrificios. Muchos otros casos podrían ser tragedias que ocurren allá y ocurren en los días de hoy. Y, luego, la personas movida por el pensamiento sin discernimiento, dijo: “Ocurrió porque era un castigo. Porque él mereció o porque él hizo algo que desagrado a Dios”.

Quieren poner “en la espalda” de Dios toda y cualquier tragedia o acontecimiento. Un avión que cae, hablan: “Tenía algún pecador y fue eso que ocurrió”. Me duele cuando ocurre la tragedia en la boate Kiss hace tantos años, y, hasta hoy, marca a todos nosotros todas aquellas victimas. Tal vez, alguien sin discernimiento puede haber hablado: “Es porque aquellos jóvenes eran pecadores”.

No podemos más permitir que estos desalientos o la falta de conocimiento de la fe, nos lleva a decir cosas, porque Dios, primer, no quiere que ninguna tragedia ocurra.

Es importante sernos vigilantes con nuestra propia vida, no dejar que seamos causa de tragedias

Duele el corazón de Dios cuando cosas trágicas ocurren con las personas que son de Dios o personas que creemos que no son de Dios, porque todos nosotros somos de Dios. Las tragedias ocurren con personas buenas y con personas que no tan buenas. Las tragedias ocurren con personas que debilitan la casa de Dios y con personas que no debilitan la casa de Dios. Las tragedias ocurren con personas mayores y niños.

Todo que pedimos a Dios es que nos libre del mal, para que realmente enfrentamos el mal. Es para eso que nosotros rezamos y invocamos.

Muchas tragedias, es obvio, ocurren por desastres y desatentos humanos. Hay muchas tragedias que ocurren por muchos factores, que no es el caso de profundizarnos en este momento.

Ocurren las fatalidades, la falta de atención en los accidentes y muchas otras cosas en la vida. Es importante sabernos, primero, sernos vigilantes con nuestra propia vida, no dejar que seamos causa de tragedias y, al mismo tiempo, trabajar para que tragedias no ocurren en el mundo. Es la forma de colaborar con la gracia de Dios. No busquemos culpados de formas fáciles, poniendo para más allá, para el divino, lo que, muchas veces, es responsabilidad humana y la falta de cuidado humano.

“Un avión cayo. ¿De quien fue la responsabilidad?”. “Ocurrió una tragedia con el coche. ¿Por que va ser que ocurrió?”.

Seamos sensatos en tales cosas, pero el mas importante es lo que dice el Evangelio: “Si no nos convertimos, todos moriremos”.

Si aquella muerte fue trágica, no hay tragedia peor que morir en el pecado, que morir sin convertirse, que morir sin realmente cambiar de vida.

Puede ser que alguien muere en una tragedia, pero ni experimenta la tragedia porque resucito para Dios. Para quien muere en la tragedia del pecado, no tiene como reparar, es solo convertirse de verdad.

¡En la otra vida no tiene como convertirse, el momento de convertirnos es ahora! Por eso, busquemos superar esta tragedia del pecado y superaremos muchas otras tragedias en la humanidad.

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.