17 Jul 2021

La verdadera religión es vivida en la humildad

“En seguida los fariseos salieron y se confabularon para buscar la forma de acabar con él. Jesús lo supo y se alejó de allí, pero muchas personas lo siguieron, y él sanó a cuantos estaban enfermos” (Mt 12, 14-15).

La Palabra de Dios, hoy, nos pone dos realidades muy distintas de la vida de Jesús: el amor y el rechazo. Él es rechazado, no amado, odiado; incluso planean matar a Él, los más “religiosos” de Su época.

Los fariseos era un grupo religioso muy influyente, eran los que hacían las practicas religiosas de una forma más consistente pero, muchas veces, las practicas no revelan la verdadera religión. Por eso la religión no consiste solo en las practicas externas, ella es, por encima de todo, una actitud de un corazón convertido que acoge día a día la gracia de Dios. Ellos no acogieron Jesús, rechazaran y mataron a Él.

Muchas veces, dejamos de vivir la religión de la conversión para vivir la religión de la acusación; muchas veces dejamos de vivir la religión de la humildad, donde es Dios que guía nuestro corazón para vivir la religión donde nosotros queremos guiar Dios, donde hacemos nuestra voluntad y queremos instrumentalizar Dios y la religión en favor de nuestro querer.

La religión que no es vivida en la humildad de corazón, no experimenta la verdadera liberación

Así hicieran los fariseos y, por eso, ellos salieran para planear la muerte de Jesús, pero el Señor se retiro de allí y grandes multitudes seguirán a Él; y seguirán Jesús porque estaban enfermos. Y a todos que están enfermos, que están sufriendo, todos que no se cierran en su orgullo, la gracia de Dios toca, cura y liberta.

De nada vale sernos religiosos, pues la religión que no es vivida en la humildad de corazón, no experimenta la verdadera liberación. De nada vale sernos religiosos, porque la religión no hace de nosotros sabios y maestros; la religión verdadera hace de nosotros discípulos, humildes y seguidores de Cristo Jesús.

La religión que liberta es aquella que nos lleva a seguir el Señor de corazón para escuchar a Él, para ponernos en la practica en la vida Su voluntad.

Es en Jesús que reposa el Espíritu de Señor, en Jesús que reposa la gracia del Señor, la religión no es primero mirar para mi corazón, pero es mirar para Jesús, que es luz de cura y de transformación para mi interior. Cuando miro solo para mí, cuando todo gira alrededor de nosotros y la religión vive en función de mí, la religión del ego hace de mí una persona mas orgullosa y soberbia; pero cuando salgo de mí y la gracia de Dios entra en mí, la religión me convierte y me transforma. ¡Seamos transformados por la presencia de Jesús!

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.