31 Jul 2021

La verdad nos liberta y nos salva

“Después vinieron los discípulos de Juan a recoger su cuerpo y lo enterraron. Y fueron a dar la noticia a Jesús” (Mt 14, 12).

La narrativa del Evangelio de hoy nos muestra la tragica muerte de Juan. Pero la tragedia no fue para Juan, fue para aquellos que cometieran mucha tragedia, fue para aquellos que no acogieron la palabra de Juan. Porque Juan Bautista llevo muchos para el camino de la salvación, él fue el predecesor de Jesús, él fue la conexión de la Ley antigua para la Ley nueva, y el bautismo y la predicación de Juan llevo muchos a conversión.

La Palabra de Dios es para nuestra conversión, la Palabra de Dios es para darnos dirección para no perdernos la cabeza en el mundo. Y estamos perdiendo la cabeza porque quien no se convierte deja la cabeza suelta, ser llevada por los sentimientos y por los pensamientos que el mundo pone en nosotros.

Cuantas veces nos encontramos confusos y perdidos en el medio de este mundo. Y mira que los tres tramaran la muerte de Juan Bautista eran personas perdidas y confusas. Primero Herodes, a él le quería mucho a Juan, pero quería librarse de él, no hacia para el temor del pueblo, porque, para el pueblo, Juan era un profeta porque muchos de ellos tuvieran sus vidas transformadas por la profecía y por la predicación de él. Herodes vivía una vida equivocada, él vivía con la mujer de su hermano, por eso, Herodíades tenía odio de Juan en su corazón, ella no soportaba la verdad que él predicaba.

Es necesario convertir la cabeza para salirnos de las mentiras del mundo en que estamos, porque solo la verdad liberta y salva

Juan no vivía tirando en su cara, es que la palabra por sí misma ya decía; y cuando no queremos escuchar la verdad, porque la verdad duele (como escuchamos popularmente hablar), pero más que doler, la verdad transforma, la verdad remueve la mentira y nos quita de la ilusión. Cuando no quiero quitar mi corazón de la ilusión, cuando no quiero salir de la mentira y de la hipocresía voy perdiendo la cabeza, la dirección y el corazón.

Herodíades fue en esa dirección equivocada, se aprovechó del cumpleaños de Herodes y puso a su hija que bailo para Herodes y agrado mucho a él, y todo que ella pidio con su hija fue la cabeza de Juan Bautista. Aquel que intento mostrar la verdad, y cuando no queremos aprender con la verdad, preferimos eliminarla, quitarla delante de nosotros para seguir los caminos de la mentira.

Juan fue el profeta de la conversión. Es necesario convertir la cabeza y el corazón para salirnos de las mentiras y de las ilusiones del mundo en que estamos, porque solo la verdad liberta y salva, pero la verdad sobre nosotros es que, muchas veces, ignoramos, no queremos conocer y dejamos de lado para vivir en la ilusión.

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.