12 Jan 2020

Tomemos conciencia de nuestro bautismo

“Una vez bautizado, Jesús salió del agua. En ese momento se abrieron los Cielos y vio al Espíritu de Dios que bajaba como una paloma y se posaba sobre él. Al mismo tiempo se oyó una voz del cielo que decía: «Este es mi Hijo, el Amado; en él me complazco” (Mt 3, 16-17)

Celebramos hoy el bautismo de Jesús. En el bautismos de Jesús, celebramos nuestro bautismo porque todos nosotros somos bautizados en Él.

Jesús bajo para las aguas del Jordán para coger en la mano de cada uno de nosotros y también nos conduce al agua. Jesús no necesitaba ser bautizado, pero Él fue llevarnos, para guiarnos a las aguas bautismal.

Al mismo tiempo, el bautismo imprimió en la vida de Jesús su misión. Él mismo recibió el Espíritu y por eso el Cielo se abrió y Él vio el Espíritu en forma de paloma bajar sobre Él para realmente sellar, marcar, concretizar que el Espíritu de Dios estaba sobre Él. El Espíritu Santo quería guiarlo en su misión y, al mismo tiempo, a la voz del Padre. “Ese es mi Hijo amado, donde pongo mi agrado, mi unción, donde la gracia esta sobre Él”.

En nuestro bautismo, necesitamos dejar resonar lo que Jesús escuchó con todo el ardor de tu corazón. Sobre nosotros reposa el Espíritu de Dios que bajo y vivimos como bautizados, cuando asumimos nuestra consagración, cuando nos dejamos realmente sernos guiados por el Espíritu.

Muchas veces no sabemos ni la fecha de nuestro bautismo, no tomamos conciencia de la importancia de este día

Bautizados en Jesús necesitamos ser llenos del Espíritu Santo, renacidos en la agua bautismal en el cual Jesús nos guió.

Cuando vivimos llenos del Espíritu, podemos tener la seguridad que el Padre esta exclamando: “Ese es mi hijo amado. Ese es el hijo que hace mi voluntad. Ese es mi hijo que se deja guiado por el Espíritu”.

Permitamos que el Padre se alegre como se alegro en tu Hijo Jesús que recibió la unción y estamos ungidos hoy consciencia de nuestro bautismo.

Quería hacer una invitación muy especial: en la iglesia que tu vayas hoy, la iglesia en que tu participes, visites el baptisterio, reza en aquel baptisterio donde un día tu también fue bautizado y, si posible, busque un día conocer el baptisterio de la iglesia que tu has sido bautizado, renueva tu entrega y tu consagración.

Muchas veces no sabemos ni la fecha de nuestro bautismo, no tomamos consciencia de la importancia de este día en nuestra propia vida. Retomemos hoy la gracia bautismal que un día Dios nos ha dado, la gracia de sernos ungidos del Espíritu y senos hijos amados del Padre para sernos buenos cristianos en el mundo donde estamos.

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.