06 Jul 2021

Seamos en el mundo la presencia amorosa de Dios

“Al contemplar aquel gran gentío, Jesús sintió compasión, porque estaban decaídos y desanimados, como ovejas sin pastor” (Mt 9, 36).

Miramos para las multitudes de ayer que estaba, de hecho, decaídos y desanimados con todos os sufrimientos de la vida, desanimados con todas las situaciones que no se solucionan en el corazón de muchos, las multitudes desanimadas con la pobreza, con los desgastes de la vida. Pero miremos también para las multitudes de hoy, miremos como viven muchos de nuestros hermanos y hermanas.

Cuantas veces nuestro pueblo esta sufrido, decaídos y desanimado. No es cuestión de pena, es compasión, es sentimiento evangélico, es sentimiento de corazón de Dios. El pastor mira para sus ovejas cansadas y desanimadas para cuidar de ellas, para tener compasión de cada una de ellas. Es verdad que la cosecha es cada vez mayor, es verdad que las multitudes crecen en todo lugar, y nosotros necesitamos cuidar, necesitamos cuidar llevando Jesus, llevando la Palabra de Jesús, llevando el amor de Jesús, pero no dejando de cuidar de las realidades humanas, materiales, realidades físicas, cuidar del sufrimiento de nuestro pueblo.

Seamos presencia amorosa de Dios; y no seamos, por favor, evangelizadores alienados

Hay jóvenes sufriendo, niños sufriendo, hay personas pasando por miserias profundas en esta vida. No dejemos nadie perecer por el hambre, por la falta de cuidado, por la falta del alimento. Donde nuestro corazón llegar, que nosotros podamos estar allá para ser presencia amorosa de Dios, para compadecernos de padres de familia que quieren trabajar y no tiene empleo.

Seamos aliento, cuidado, presencia amorosa de Dios; y no seamos, por favor, evangelizadores alienados, creyendo que la única hambre que existe en el mundo es el hambre de la Palabra de Dios. ¡Sí! La humanidad padece por hambre y sed de la Palabra de Dios, pero la humanidad perece por carencias materiales, emocionales, psíquicas y espirituales.

Lee más y conozca:
.:El amor de Dios lo transforma todo
.:El secreto de María nos profundiza en el amor de Dios

Seamos buen pastor miremos la realidad de cada uno, de cada sufrimiento, de cada dolor; miremos aquel que esta mudo y sordo, como en el Evangelio de hoy, pero miremos aquel que esta padeciendo en el corazón con sus emociones; emociones quien esta padeciendo por causa de la depresión, por causa de muchos dolores en el corazón. ¡Seamos una presencia amorosa de Dios!

Miremos, mis hermanos, aquellos que están padeciendo a lo largo del camino por la falta del pan de cada día, por la falta del amor y de la misericordia. Miremos aquellos que están pereciendo por falta de remedios, de cuidados básicos con la salud. La cosecha es gran; y los dramas humanos son aún mayores.

No vamos cambiar el mundo porque ni Jesús cambio, pero Él cuido del mundo que estaba a Su alcance; Él dio para aquellos que vinieran a Él todo lo que podía dar, como dio la propia vida. No vamos cambiar el mundo, pero el mundo que está a nuestro alcance, podemos dar lo mejor de nosotros, podemos ser una presencia amorosa de Dios, podemos salir más de nosotros para ir al encuentro del otro. Podemos, con la gracia de Dios, expulsar los demonios que ha atormentado tanto a nuestra vida y la vida de los nuestros. Necesitamos ser en el mundo la presencia amorosa de Dios.

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.